La marca de Los Pedroches y nuestro espíritu comarcal

EMILIO GÓMEZ
(Periodista-Director)


La Comisión de Turismo y Deporte del Parlamento de Andalucía ha aprobado la proposición no de Ley de Podemos para impulsar una marca turística denominada “Comarca de Los Pedroches”. Esta iniciativa parlamentaria ha contado con el voto favorable de todos los partidos políticos.

Una buena iniciativa. Nos podemos felicitar con este galardón. Puede ayudarnos a crecer aunque evidentemente se necesitan muchas más cosas que una marca. Nos faltan comunicaciones. Eso no se hace en una sesión parlamentaria. Llevan años olvidándonos en esa materia. Estamos lejos de todo, y los demás también están lejos de nosotros para visitarnos. Nuestra zona es seca y cuando llueve no está preparada. Tenemos caminos que se ponen impracticables cuando caen unas gotas de agua. No tenemos una ruta establecida para mostrarnos y como decía el presidente de ADECO, Antonio García “nos falta ser comarca desde dentro”. ¿Qué es ser comarca? Pues sencillamente sentir como habitante de Los Pedroches. Eso no se hace todavía. Si preguntas a cualquier vallesano por el nombre de iglesias o plazas representativas de Los Pedroches te contestarán las de su pueblo (con suerte). Las demás las han visto pero apenas te darán detalles. Si vienen visitantes, no sabremos ofrecerle nuestro patrimonio.

Si queremos vender Los Pedroches, tendremos que saber que tenemos en Los Pedroches. Siendo sinceros aquí cada pueblo (a pesar de estar muy cercanos) hace la guerra por su lado. ¿Cuándo vamos a dejar las guerras internas? ¿Cuándo vamos a tendernos la mano? ¿Nos vamos a coordinar? ¿Actuaremos algún día en función de nuestras necesidades en vez de nuestros colores políticos? ¿Pensaremos alguna vez como un todo y no como pueblos independientes? Si pensáramos que las cosas no son de este pueblo o del otro. Si están en el territorio de los 17 pueblos son de todos se llamen como se llamen.

El turismo por nuestra situación territorial es complicado. No nos salvará de la despoblación pero nos puede ayudar. Los pueblos de toda España están buscando en el turismo una oportunidad a su complicada situación. Hay que tener un plan estratégico y conjunto. La marca puede ser importante pero lo es más el espíritu. No existe, al día de hoy, espíritu comarcal. Estamos acostumbrados a mirar por nuestros pueblos e incluso competir con nuestros vecinos. Si estuviéramos unidos se podrían conseguir mejores condiciones para todos.

Cuando escucho decir a un político local que él es leal a su partido y a su ideología en su actuación, pienso en que no se ha enterado de lo que es la política en los municipios. Aquí lo importante es el ciudadano. ¿Dónde vamos con colores políticos en pueblos cada vez más despoblados? ¿Qué vamos a hacer políticas de Rajoy, de Pedro Sánchez, de Albert Rivera o de Pablo Iglesias? Absurdo. Debemos funcionar como un todo. Si el Gobierno Central no nos da, pedirle y tirarle de las orejas al Gobierno Central (aunque el político de turno sea del PP). Si la Junta de Andalucía no nos da, pedirle y tirarle de las orejas a la Junta de Andalucía (aunque el político de turno sea del PSOE). Lo que no puede primar, en ningún caso, es los intereses personales a los colectivos.

Está muy bien la marca LOS PEDROCHES. Está muy bien el turismo. Está muy bien soñar. Está muy bien mirar nuestro excelente cielo estrellado. Pero eso tiene que estar acompañado y hay que saber venderlo. La gente tiene que creer en la comarca. Pensar como comarca. La gente tiene que creer en el turismo. Hay motivos para ser positivos pero también los hay para pensar que el turismo no nos va a salvar (al menos a corto plazo). Pero sí nos puede ayudar algo. Todo lo que venga será bien recibido.

Nuestra zona tenemos que venderla como una tierra de sabor, de campo, de paisajes y de ilusión. Mientras no tengamos fe en nosotros, dará igual todas las marcas que nos pongan.


No hay comentarios :

Publicar un comentario