Tirar comida

SEBASTIÁN MURIEL


Tirar comida (1)

En muchos hogares de la sociedad actual se tira comida a la basura. Es un hecho comprobado que siete de cada diez españoles lo hacemos. Las razones son múltiples: comprar demasiados productos perecederos, picar o comer fuera, olvido en un rincón del frigo, dudas sobre su buen estado, alimentos caducados,… todo se puede reducir a una mala gestión, una pésima organización de nuestras compras y de nuestras necesidades de alimento… el caso es que “El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente presentó en la reunión de la VII Comisión de Seguimiento de la Estrategia “Más alimento, menos desperdicio” celebrada en el marco de Madrid Fusión 2016, el primer Panel de cuantificación del desperdicio alimentario, del que se desprende que en los hogares españoles se tiran a la basura cada año 1.325,9 millones de kilos de alimentos”.

Tirar comida además del desembolso que nos supone no es ético. Es una tremenda falta de respeto a los que no tienen que comer. Tirar comida es ser mala persona. No podemos dejarnos arrastrar por una sociedad de consumo que despilfarra y tira. Es cierto que tiramos de todo y demasiado. Todo despilfarro es perjudicial, pero desperdiciar comida por descuidos o falta de previsión es algo propio del mismo demonio….¡ con el trabajo que cuesta ganar un euro, comprar, preparar, servir, limpiar, etc… y millones de personas que literalmente se están muriendo de hambre!

Hay que aprender a realizar cocina de aprovechamiento2. Con la fruta un poco pocha se pueden hacer batidos o macedonias, con el pan duro gazpacho o salmorejo, con carne y pescado sobrante salen unas excelentes croquetas…¡en muchos hogares está instaurado el día de las sobras dónde se pueden comer hasta ocho o diez platos diferentes!4 Dentro de la política de aprovechar está el congelar, aunque también aquí hay que estar pendiente. Se recomienda escribir la fecha del inicio de congelación para tener una idea aunque los alimentos congelados son seguros indefinidamente3.

Una llamada especial que hacer a restaurantes y supermercados. Por lo visto en los super de Holanda los productos próximos a su fecha de caducidad son vendidos a personas menos pudientes con precios rebajados o por medio de ofertas. Los restaurantes son otro gran sumidero por el que se van millones de kilos de alimentos: en todos ellos deberían de ofrecerse menú para niños y medias raciones y ser flexibles a la hora de que los clientes elijan la guarnición que más les agrade. Con frecuencia las raciones son demasiado grandes y sobra. En estos casos no hay que tener ninguna vergüenza y solicitar que nos las preparen para llevarlas a casa. Cualquier cosa menos tirar a la basura una comida sabrosa y en buen estado. Tanto en restaurantes como en supermercados debe de insistirse en la recogida selectiva de las sobras: todo lo orgánico puede reutilizarse para hacer compost, manjares para mascotas, comida para aves de corral…

Otro detalle es que tenemos que estar pendientes de la fecha de caducidad, especialmente de latas que almacenamos en nuestra despensa. El frigo se ve todos los días pero la despensa no y luego tiramos de latas y con consternación comprobamos que están pasadas de fecha…por eso no conviene almacenar mucho.

En éstas fechas donde la Navidad y las Fiestas aparecen, en medio de una abundancia y un consumo exagerado, es bueno recordar la calidad de nuestras sobras y su buen uso. ¡Felices fiestas a todos! ν

No hay comentarios :

Publicar un comentario