El nuevo clorador salino de la piscina municipal ahorrará 100.000 litros de agua a la semana

REDACCIÓN
POZOBLANCO


El Ayuntamiento de Pozoblanco ha instalado en la Piscina Municipal un nuevo sistema de regeneración del agua, que no utiliza el método tradicional de cloración química sino uno más avanzado de cloración salina. Este tipo de proceso supone un gran avance para esta instalación, pues permite un ahorro de un 80% en mantenimiento y de un 100% en productos químicos, que ya no serán necesarios. En relación al agua, que tendrá un ligero salazón natural bastante más leve que la del mar, se calcula un ahorro de 100.000 litros a la semana. Hasta ahora se tenían que renovar semanalmente un 10% del millón de litros que entran en el vaso, algo que ya será innecesario.

Santiago Cabello, Manuel Cabrera y una socorrista en la visita a las instalaciones. /S.R.


El alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, explica que con esta inversión que ya se ha puesto en marcha “hemos conseguido no sólo un ahorro económico y de agua, algo muy importante en tiempos de escasez como los actuales, sino que la piscina sea más ecológicay saludable para los usuarios”.

El concejal de Infraestructuras de Pozoblanco, Manuel Cabrera, agrega que el nuevo sistema “conlleva otros beneficios” importantes unidos al del “gran ahorro de agua, vital actualmente”. En lo que se refiere a la salud, por ejemplo, resulta útil que la sal, disuelta con la misma densidad que puede tener la lágrima de un ojo, se convierte en un antiséptico natural tal como ocurre con el agua marina, lo que evita el crecimiento de microorganismos. Otra ventaja en ese sentido es que, según explica el edil, “no irrita los ojos y evita el olor y sabor a cloro químico tan característico de muchas piscinas”.


No hay comentarios :

Publicar un comentario