Villanueva del Duque celebró sus tradicionales fiestas de Santa Lucía

REDACCIÓN
VILLANUEVA DEL DUQUE


Las Fiestas de Santa Lucía constituyen uno de los festejos más antiguos y populares de Villanueva del Duque. La celebración comenzó el martes 12, cuando a las 15.00 horas, las campanas de la Parroquia de San Mateo comenzaban a sonar. En este instante, el Hermano Primero, que ostenta el honor de portar el Bastón de Mando -este año, Antonio Aranda Luna- empezaba a lanzar cohetes al cielo avisando al resto de los Hermanos para que procedieran a hacer lo mismo. De este modo, así lo hizo el Hermano Segundo, este año Francisco José Cabrera Gómez, que porta el Junco; el Hermano Tercero, Félix Moya Ramírez, que porta la Bandera; y, por último, el Hermano Cuarto o de la alabarda, José María Jabalquinto Blanco, que es también el encargado de los tambores, los cuales prácticamente no han dejado de sonar en dos días.

Ya el miércoles 13, día de la Santa, a las seis de la mañana, el Hermano del Tambor iniciaba la recogida de los Hermanos Mayores para lo que se conoce como la Cata del Anís. Después de un desayuno con licor de café y mantecados, cada uno de los Hermanos se quedaban en sus respectivas casas para prepararse y colocarse sus respectivas insignias. Posteriormente, procedían a recoger a las autoridades de la localidad en el siguiente orden: comandante de Puesto de la Guardia Civil, Juez de Paz, alcaldesa; y, por último, al Consiliario de la Hermandad. Todos juntos, acompañado por el redoble de los tambores, caminaron hacia la Parroquia para la posterior Procesión de Santa Lucía, que tenía lugar a las 11.30 horas de mañana.



Al mismo tiempo que se producían los Convites, en el interior de las casas, los Hermanos Mayores, acompañados por las autoridades, toman un aperitivo que, de mutuo acuerdo, han decidido los anfitriones de las cuatro mesas engalanadas.



Además, en la entrada de cada casa se preparó otra mesa supletoria en la que los Hermanos Entrantes, custodian de pie la entrada hasta que finaliza cada Convite. Asimismo, mientras tenían lugar las rondas los Hermanos que quieren revolotean la Bandera al repique del tambor, haciendo divertidas y arriesgadas volteretas.



Terminado el convite, los Hermanos Mayores fueron dejando a las autoridades en sus respectivas casas en el orden inverso a la recogida; es decir, primero al Consiliario de la Hermandad; segundo, a la alcaldesa; tercero, al Juez de Paz; y, por último, al comandante de la Guardia Civil. Para finalizar, acudieron a casa del Hermano Mayor Entrante Primero a entregarle el Bastón de Mando; después, al Segundo, al que le hacen entrega del Junco; al Tercero, la Bandera y, al Cuarto, la Alabarda y los Tambores.


 


No hay comentarios :

Publicar un comentario