'El Kitab al Anwa' o el libro de los tiempos

ARTURO LUNA BRICEÑO


Con este nombre encarga El Califa de Córdoba a un obispo mozárabe y a un historiador árabe que compongan un Calendario en que le digan que es lo que hacen los cristianos en sus reinos. Era el año 961 después de Cristo y se compuso este Calendario Cordobés en el que se narra la peregrinación que debían hacer los mozárabes de Córdoba a Toledo y viceversa. Una peregrinación entre las dos ciudades santas de los cristianos del Al Andalus. Para concertar bodas, intercambiar conocimientos, tratar en animales, compartir simientes y asistir a fiestas religiosas y de santos.

La mayor parte de esta peregrinación se hacía a través de los caminos mozárabes que cruzaban Los Pedroches. Gracias a él sabemos que la cristiandad más antigua de España se encontraba en nuestra tierra. Ya mostré en un trabajo anterior que las ermitas de las patronas de nuestros pueblos marcaban un mapa que debían de seguir los peregrinos y pernoctar en las basílicas y monasterios a los que pertenecían su familia o su clan. En realidad se trataba de villas y cortijadas romanas que a partir del siglo III se convirtieron al cristianismo.



He visto camino de Córdoba unas señales que marcan el Camino Mozárabe a Santiago de Compostela, y eso se debe a una iniciativa turística porque el Camino Mozárabe a Santiago nunca existió, y basta para ello leer la crónica del camino que hizo Almanzor a Santiago para saquearla. Por delante de su tropa iba una serie de gastadores abriendo un camino que no existía. Y eso que hasta Oporto hicieron el viaje en barco.

El Libro de los Tiempos, que tantas noticias da de Los Pedroches comienza así: “Aquí comienza el Libro de los Tiempos. Él está destinado para recordar las estaciones del año, el regreso de los tiempos, las épocas de las plantaciones, los procedimientos agrícolas, las rectificaciones de las estaciones y la recogida de los frutos. Esta obra es de Arib Ben Said juntamente con Rabí ben Zayd, el obispo y fue compuesta para el Califa Mustansir”.



Y los días de la Navidad y el Año nuevo los relata así:

Día 18 de Diciembre: Fiesta de la aparición del Ángel Gabriel a María, madre de Jesús- sobre ellos sea la paz- Esta fiesta se celebra en Cuteclara (Uno de los monasterios situado en Los Pedroches)

Día 25 Entre los cristianos se celebra la fiesta de la Natividad de Jesús- sobre Él sea la paz- que constituye una de las más importantes solemnidades.

Día 29.- Celebran los cristianos la fiesta del martirio de los inocentes en Belén por orden del Rey Herodes, cuando él supo la nueva del nacimiento de Cristo. Él pensó que matando a todos le asesinaría entre ellos.



Día 6 de Enero Los cristianos celebran la fiesta de Jesús, ellos dicen que esta noche apareció una estrella por encima de él. Esta fiesta se celebra en el Monasterio de Peñamelaria (Se cree que el Monasterio de Peñamelaria es el conocido como el Germo, en el Guadalbarbo al pie de la Chimorra)

Día 7.- Los cristianos celebran la fiesta de San Julián y de sus compañeros, muertos y enterrados en Antioquía y declarados mártires. Y es en el Monasterio de Fragellas, llamado monasterio Album (Blanco) en la montaña de Córdoba a dónde se congregan los fieles (No es descabellado pensar que el Pozo de Blanco sea el que dio lugar al actual Pozoblanco. El nombre de blanco le venía por la familia que lo habitaba).



El libro de los tiempos nos relata que la Navidad en Los Pedroches es más antigua de lo que suponemos. Al menos tenemos noticias de ella desde el siglo diez pero todo nos hace pensar que adelantarla siete siglos más es posible.

Ahora que vamos a entrar en el nuevo año tenemos que recapacitar en que la fiesta de la Navidad para nosotros, los habitantes de la Montaña de Córdoba, es una de nuestras señas de identidad más profunda. Por eso debemos cuidarla como se merece. Feliz Año Nuevo.



No hay comentarios :

Publicar un comentario