Cada Navidad se nos aparece la estrella que nos dice quiénes somos

EMILIO GÓMEZ
(Periodista-Director)


¡Cómo recuerdo las cosas que no vuelven!, decía siempre mi abuela en estas fechas. La Navidad tiene ese componente de tristeza y añoranza por los que no están. Es el recuerdo de esas sillas vacías. Acaba el año y se hace balance de todo.

¿Hemos tenido un buen año? ¿Hemos sido más o menos felices que en años anteriores? ¿Hemos pasado más o menos penas? En fin es una mezcla de cosas en un árbol con luces de navidad. Para mí siempre es muy importante mirar a las figuras del belén que montamos en casa. No todos los años las figuras están igual o eso me parece a mí. Van cambiado sus rostros dependiendo del año que hayamos tenido.

Hasta las figuras se van deteriorando con el paso del tiempo. Ellas aparecen ahí, al final de año, para representar el nacimiento de Jesús. Las figuras que no pueden faltar son las de San José, la Virgen y el Niño y la de los pastores, y Reyes Magos de Oriente en camellos que beben agua en papel de aluminio.



Y luego está la estrella. No puede existir casa sin estrella. Es la guía del camino que tenemos que recorrer. La cuestión es que esa estrella tiene que alumbrarte y alumbrar a los demás. Cada uno tenemos una estrella. Es propiedad particular.

Unos se dedican a apagar la de los otros y se olvidan de la suya. No hay nada más triste que eso. Cada Navidad se nos aparece la estrella que nos dice quiénes somos y dónde estamos. Los que van detrás de cazar a su estrella siempre fracasan. Hay que esperarla. El secreto es mantener el cielo limpio y sacar los duendes que cada uno tiene.

Uno tiene que mirar lo que tiene dentro para ver su estrella. Por eso las estrellas tienen tantas formas. Tantas como miradas. Y nos iremos convirtiéndonos en la estrella que fuimos y lo que dejamos.

Es por ello que siempre en Navidad le pongo tanta atención a la estrella que adorna mi casa. Es ella la que nos dice que la vida es muy corta en la tierra y muy larga en cielo siendo estrella en el firmamento. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario