La Cruz del Doctor, restaurada

ARTURO LUNA BRICEÑO


El Ayuntamiento de Pozoblanco sigue mejorando la entrada a Pozoblanco. En estos últimos días se ha restaurado la Cruz del Doctor en el cruce de la carretera de Irida con la de Villaharta.

Históricamente la salida de Pozoblanco del Arroyo de la Condesa se hacía por tierras del sur por el Camino de Villaharta, pero en el siglo XVII era el camino a la Gargantilla. Molino de trigo que Marta Peralbo le donara al Hospital de Jesús Nazareno. Antes de abandonar el pueblo había que vadear el arroyo por el lugar que hoy ocupa el Puente de las Pasajeras, y nada más pasarlo y comenzar a subir una cuesta se encontraba la Cruz del Doctor. Llamada así porque en ella se paraba el Doctor Juan Ginés de Sepúlveda para mirar la vista, que desde ese lugar, le ofrecíaPozoblanco. Rezaba una oración y se adentraba en el pueblo. Existe esa creencia porque se suponía que por ese camino venía de su Huerta del Gallo.



La cruz ha sido cambiada de lugar en más de una ocasión y esperemos que esta nueva ubicación y vuelta a su antiguo aspecto le dure algo más y se la mire con más respeto.

Ascendiendo, camino de Villaharta, a poco más de un kilómetro se encuentra la Cruz del Credo. Se la nombra así porque en ella eran despedidos los quintos que iban a la mili, que duraba más de tres años. Los sorteados, especialmente los destinados a África, iban acompañados de su familia, amigos y novias camino de la Estación del Vacar y el lugar de despedida era esta Cruz donde toda la comitiva rezaba un credo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario