La Asociación Los Jarales finaliza la Escuela Comarcal de Jotas reivindicándolas como cultura, patrimonio y ocio

ANTONIO MANUEL CABALLERO
ALCARACEJOS


Los amantes de la música, danza y cultura popular de Los Pedroches se dieron cita en el mes de octubre en Alcaracejos, en la primera Escuela Comarcal de Jotas de Los Pedroches, en la que han participado alumnos de varias localidades de la comarca e incluso de fuera de nuestra comunidad autónoma.

El día de la inauguración se realizó una recepción y bienvenida por parte de la autoridad local y dieron comienzo las clases con una demostración del repertorio de jotas de Los Jarales, con la cual los asistentes pudieron valorar su nivel así como mostrar sus preferencias.

La directora del grupo Los Jarales y responsable de la Escuela, Antonia García, ha señalado que en la Escuela de Jotas se ha recibido formación en las distintas disciplinas artísticas que conforman la Jota de Los Pedroches. Se les ha mostrado a los alumnos cómo tocar instrumentos de de cocina tales como la sartén, las cucharas, el mortero o la mesa. Esta actividad ha servido para aprender a llevar el ritmo, experimentar con nuevos elementos de percusión, así como adquirir nuevas habilidades musicales.

Además “estas jornadas nos han permitido deleitarnos con los conocimientos de expertos en nuestra historia, cultura, folclore y tradiciones”.



Antonia García explica que “hemos recibido unas interesantes exposiciones de parte de José López Navarrete, maestro de profesión y estudioso de la historia y costumbres de Alcaracejos, que nos habló en su primer día de la Historia de la Jota en Alcaracejos y su interacción con los pueblos vecinos”. En otra posterior dio detalles sobre “el culto y ritual de celebración de la festividad de su patrona, Nuestra Señora de Guía”.

El día siguiente, Antonio Arévalo Santos, historiador, arqueólogo y director de la televisión local de Pozoblanco expuso la historia y origen de los habitantes de Los Pedroches.



Para finalizar, Luis Lepe Crespo, titulado en Musicología y profesor de Lenguaje Musical en el Conservatorio de Cazorla, habló de las raíces de nuestro folclore, evolución e influencia de otros territorios en la definición de la jota de Los Pedroches, cuyo conocimiento nos ha permitido valorarla en una mayor medida.

Los alumnos han tenido la oportunidad de aprender dos coreografías básicas: una jota de Dos Torres y otra de Villanueva del Duque “que hemos bailado como final de fiesta con los trajes típicos”.



Con el fin de adaptar el aprendizaje de la cultura autóctona y el folclore a los niños, se ha empleado una metodología lúdica mediante juegos populares, canciones de comba y de corro, con las que disfrutamos también los miembros de mayor edad de la asociación.

Uno de los días se llevó a cabo una actividad de cuenta cuentos, en la que se leyó la historia sobre la aparición de la Virgen de Luna, escrita por Adolfo de Torres, cronista de Pozoblanco. Con posterioridad los niños realizaron una lectura teatralizada del cómic que está incluido en dicho libro sobre la misma temática, ilustrado por Jesús Javier Redondo Herrero.



Antonia García ha expresado su satisfacción con el resultado de esta primera Escuela Comarcal de Jotas, “pues se han cumplido sobradamente los objetivos que planteábamos en el inicio que han sido mostrar el trabajo de la asociación en pro de la conservación de nuestro folclore, hacer ver que hay otras formas de ocio alternativo vinculado a nuestras tradiciones, integrar la cultura de la comarca a través del hilo conductor de nuestros cantes y bailes, hacer que se nos oiga, poner la jota de Los Pedroches en el lugar que se merece y suscitar interés por nuestra jota, pero sobre todo el más importante, el de pasarlo bien en compañía de amigos”.



Igualmente, ha mostrado su agradecimiento a aquellos que han hecho posible que esta Escuela sea una realidad. A los patrocinadores, y colaboradores como la Diputación de Córdoba, el Ayuntamiento de Alcaracejos y la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches, a los voluntarios de la Asociación Los Jarales “que con su saber y buena disposición contribuyen día a día a que nuestra jota no caiga en el olvido”.



A los ponentes, que han colaborado desinteresadamente en dotar de una mayor calidad a la formación impartida, al Grupo Folk Aliara, pero sobre todo a los alumnos, ya que sin ellos no hubiera sido posible formar esta Escuela.

Por último, García ha dado las gracias a todos “por apostar por nuestra Jota y por hacer posible este sueño”. 




No hay comentarios :

Publicar un comentario