La educación

EMILIO GÓMEZ
(Periodista-Director)


La mejor herramienta para subsanar los males de esta sociedad es la educación. Si queremos caminar unidos, tendremos que mejorar la educación. Si queremos ser más libres, tendremos que mejorar la educación. Para ello tendremos que recuperar los valores educativos. Las consecuencias de la mala educación son terribles.

Hemos educado a nuestra sociedad en el consumismo y en el egocentrismo. El principal capital que tenemos es el humano. Por eso el motor es la educación. Si esta funciona, tendremos una sociedad próspera. Si no funciona, tendremos analfabetismo, delincuencia, confusión, corrupción, disputas.

El bienestar empieza en una buena educación. Lo que hicimos fue lo contrario. Creímos que el bienestar estaba fuera de la educación. Los jóvenes dejaban los estudios para trabajar en la construcción o en otros trabajos donde ganaban bastante dinero. Luego vino la crisis y sin trabajo ni estudios. El bienestar está en una buena educación. ¿Quién le pondría precio a su formación académica universitaria? ¿Vendería alguien su título universitario? ¿Vendería alguien su saber? Pues no. Eso no tiene precio. Tampoco lo tiene el de ser una persona educada, con valores e ideas claras. Es la base de todo.

No comprendo el insoportable ruido callejero que hay en la sociedad actual. No comprendo que alguien intente saltarse la legalidad imponiendo su ley de independencia en un Estado de Derecho. No comprendo que se hayan perdido las normas de cortesía que llevábamos a cabo. No comprendo que no se respete al que se tiene al lado por ideología política. No comprendo que eduquemos a nuestros hijos en compartir y lo hagamos en el más puro egoísmo (tendremos unos hijos egoístas).

La educación es el único remedio para la degradación cultural que estamos teniendo. Apuntamos a nuestros hijos a actividades extraescolares, música, idiomas, deportes. Y olvidamos que una buena dosis cultural sería el mejor botín que le dejaríamos para el futuro. La educación moral es la herramienta que tenemos para normalizar la conducta de las personas. Sin una educación, tendremos una sociedad condenada a la autodestrucción.


No hay comentarios :

Publicar un comentario