Rafael Sánchez Luna pregonará las fiestas de la Virgen de Luna 2018 en Pozoblanco

REDACCIÓN
POZOBLANCO


La Cofradía de Nuestra Señora de Luna de Pozoblanco ha nombrado pregonero de las próximas fiestas de febrero de 2018 a Rafael Moisés Sánchez Luna.

Rafael Moisés Sánchez Luna nació un día de Santa Catalina de 1961 en el seno de una familia sencilla y comprometida con su pueblo. Felipe y Adora le regalan desde niño su cariño y devoción a la Virgen de Luna y a Nuestro Padre Jesús Nazareno, mostrándole un camino de valores y tradiciones que hacen de Rafael un cofrade incansable y trabajador.


Rafael Sánchez pregonará en El Silo el 3 de febrero, víspera de la romería. /SÁNCHEZ RUIZ


Está casado con Trini y es padre de tres hijos. Rafael es el cabo de Retaguardia de la Cofradía y pertenece a una familia fuertemente arraigada a la misma, pudiendo sentirse orgulloso de seguir una tradición heredada y vivida con cariño y compromiso desde varias generaciones.

Su sueño de vestir levita y acompañar a la Reina de la Jara se hace realidad al borde de los 18 años y su vínculo aumenta día a día desde el respeto a nuestras tradiciones.

Es una persona afable y un cofrade ejemplar. Su generosidad y dedicación por lo nuestro le han llevado a formar parte de muchos colectivos de la localidad, especialmente en el ambiente cofrade, llegando a dirigir la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno durante muchos años al igual que lo hiciera su padre y a la que sigue vinculado especialmente junto a toda su familia. 


Rafael Sánchez pregonará en El Silo el 3 de febrero, víspera de la romería. /SÁNCHEZ RUIZ


A Rafael lo hemos visto siempre muy cerca de lo nuestro, muy cerca de Pozoblanco, ya sea con sombrero o capirote, con un tambor o una aliara, en primera línea, asumiendo competencias con mucha responsabilidad y dedicación, y también sabiendo estar en un segundo plano, colaborando sin más, pero siempre bregando por su gente y por sus devociones.

Rafael ha presentado el acto del Pregón durante muchos años, siempre con cariño y discreción, introduciéndonos en la fiesta con formas sencillas y cercanas. El 3 de febrero, vivirá este acto desde otra perspectiva, será la voz de un gran cofrade y de una familia que vive la Virgen de Luna por los cuatro costados. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario