Mañana se celebra la romería de Santo Domingo

SATURNINO MUÑOZ
HINOJOSA DEL DUQUE


La imagen de Santo Domingo Guzmán regresará mañana a su templo tras haber permanecido, como es habitual, cerca de cuatro meses en la parroquia de San Isidro Labrador de este municipio. Cientos de fieles vivirán con intensidad desde primera hora la mañana esta jornada de romería que prácticamente pone fin todos los años al calendario festivo de esta localidad del noroeste de Los Pedroches. La romería empezó de nuevo a celebrarse hace nueve años cuando fue restaurada la ermita de esta advocación. Se vencía así un período de tiempo superior a una década en la que esta hermandad no pudo cumplir con este ritual debido al mal estado del templo.

Tan sólo han bastado nueve años para que esta festividad se haya convertido en una de las más populosas e importantes de la localidad gracias a las singularidades de la misma y a la trayectoria de una hermandad que recibió el pasado año la Medalla de Plata Ciudad de Hinojosa.



Superadas las diez de la mañana la imagen del santo abandonará la parroquia de San Isidro Labrador, conocida popularmente como la Caridad, para dirigirse a la piedra que ocupa el antiguo centro de su glorieta, situada en uno de los márgenes del casco urbano. Siguiendo la costumbre, Santo Domingo recorrerá los más de cuatro kilómetros de camino sobre un carro de forja decorado con motivos alusivos a su culto, siendo acompañado por un importante número de devotos e integrantes de su hermandad.

A la una del mediodía, tras la llegada a la ermita, tendrá lugar la función religiosa, que habrá estado precedida por el rezo del Santo Rosario. Con posterioridad serán distintos cuadros de baile de diversas academias de la localidad quienes marcarán el comienzo de los actos lúdicos, que tendrán su continuación con la actuación de la orquesta Capricho.

La ermita de Santo Domingo está situada en el paraje de Palomares. Su ubicación la convirtió en sede de los encuentros de los concejos de las villas de Hinojosa, Belalcázar y posteriormente Villanueva del Duque y Fuente la Lancha durante siglos. Unos encuentros en los que se determinaban los usos de las dehesas mancomunadas que eran aprovechadas por los vecinos de ambas localidades. Su construcción se realizó a principios del siglo XIV, durante la repoblación realizada tras la reconquista cristiana de este territorio. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario