Los Tribunales violentan la Ley

JUAN PEDRO DUEÑAS
POZOBLANCO


Existe un precepto legal escrito como principio general que dice: “Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas”. “La equidad habrá de ponderarse en la aplicación de las normas, si bien las resoluciones de los Tribunales de Juticia sólo podrán descansar de manera exclusiva en ella cuando la ley expresamente lo permita.”

La situación social requiere una fexibilización en la interpretación y no la aplicación literal
Cierto que la situación social está enconada por lo que con mayor motivo debe imperar la equidad siendo exigible a los tribuales que actuen con sensatez,concencia de la sistuación y equilibrio y no echando gasolina al fuego con las inconsecuentes resoluciones que están dictando que solo generan mas controversia.

Recordar, como están haciendo, que el delito tiene una pena y coaccionar con su aplicación es extralimitarse en su función. Recordar a uno de los contendientes que el peso de la ley puede recaer sobre él es, demás de una actuación parcial, inocuo e innecesario , ya que la propia norma legal recoge que “El desconocimiento de las leyes no exime de su cumplimiento”.

Estas actuaciones ponen de manifiesto la parcilidad de la Administración de Justicia que así se convierte en el brazo ejecutor de los propósitos políticos del partido gobernante.Nada nuevo, hoy desgraciamete sale a la luz el oscurantismo con que habitualmente se ha desarrollado la función judicial, lamentable que para conocer su realidad se tengan que producir convulsiones sociales límite, como a la que hemos llegado por culpa de los unos y de los otros, pero en lo que respecto a la Justicia .no es la primera vez que digo que “es absolutamente necesario que la Justicia sea sometida a un debate público para despojarse del oscurantismo en que secularmente viene actuando y así ganar su propio respeto y la confianza de los ciudadanos”.


La Administración de Justicia como función del Poder Judicial, tiene aun mucha ropa sucia por lavar.


No hay comentarios :

Publicar un comentario