Apuntes sobre el flamenco

MIGUEL BARBERO GÓMEZ


Abusando de la amabilidad del director de este semanario, me permito elaborar este humilde resumen sobre los orígenes del Flamenco, con la única finalidad de despertar la curiosidad en aquellos que lo desconozcan y aportar una breve reseña de este arte andaluz que se ha convertido, en la actualidad , en universal.
  • Los gitanos entran en el siglo XVI en Andalucía.
  • Con los materiales musicales dispersos en los campos de Cádiz y Sevilla, entre la población campesina morisca y andaluza, los gitanos (buenos herreros) forjaron los primeros cantes flamencos.
  • En Andalucía encontraron un folclore hermano, que les recordaba el suyo. Entonces, en su innata capacidad de asimilación, absorben cantos y danzas diseminados en el pueblo andaluz. Refunden elementos dispersos y crean o, mejor dicho, forjan algo completamente nuevo: el cante flamenco.
  • El flamenco es pues el resultado de la forja de dos elementos: el gitano y el andaluz.
  • Hasta que no empezaron a cantar los gitanos por seguiriyas, soleares y romances, no se puede hablar de flamenco.
  • Pero hasta que no llegan a Andalucía y se asientan en Sevilla y Cádiz, los gitanos no cantan nada parecido al flamenco.
  • Y solamente los gitanos asentados en esta región cantaban flamenco.

En resumen: ¿Qué es el flamenco?
  • No se puede decir que los gitanos andaluces crearon el flamenco, si se entiende por crear: sacar de la nada. Los gitanos forjaron el flamenco amalgamando los materiales musicales del folclore andaluz que encontraron a su llegada con melodías y ritmos que habían recogido en su peregrinar desde la India hasta Andalucía.
  • Los gitanos crearon o forjaron, pues, los cantes básicos.
  • En 1780 suena el primer nombre del cantaor flamenco que registra la historia: Tío Luis el de la Juliana (Jerez), al que siguió Francisco Ortega de Puerto Real, alias “El Fillo”. Después vino El Planeta (de Triana), del que no conocemos el nombre. A éstos siguen Juan en Cueros, Juan de Dios, María de las Nieves, Perico el Gallego, Franco el Colorado, Luis el Cautivo, los “Pelaos”, etc. Con ellos entra el cante en su fase histórica.
  • Del 1800 al 1860 es la fase hermética del flamenco. El cante jondo prospera en los hogares calés: en bodas, bautizos y fiestas domésticas. Al margen de los cantes jondos, existen también en esta época los cantes andaluces que eran de dominio popular: fandangos, rondeñas, verdiales, sevillanas, temporeras, cantes de trilla, nanas.
  • Los centros cantaores eran: el barrio de Triana, en Sevilla; Cádiz; Puerto de Santa María; Sanlúcar; Jerez de la Frontera.
  • El cantaor gitano cantaba por la comida y la “convidá“ en fiestas, bodas y bautizos. Pasaba largas temporadas ya en un pueblo, ya en otro.
  • Entre 1800 y 1860, no hubo más cantaores flamencos que los gitanos.
  • Del 1860 al 1910 es la época de los famosos Cafés Cantantes. Con Silverio Franconetti, creador del cante gitano-andaluz y propulsor de cafés cantantes, comienzan los cantarores especializados andaluces a cantar flamenco.
  • Comienza la clasificación del cante en cante jondo y cante menos jondo. El cante jondo se dividía en cante grande y cante chico, según su amplitud y su profundidad de sentimiento.
  • El primer cantaor no gitano es Silverio Franconetti.
  • Su rival gitano fue El Nitri. A partir de ahora existirá ya el dualismo gitano <> andaluz.

Silverio Franconetti fue el primer cantaor no gitano. /WIKIPEDIA


La rehabilitación del cante flamenco en 1922
  • La rehabilitación del cante flamenco fue obra del gran músico español Manuel de Falla junto con el gran poeta andaluz Federico García Lorca, organizaron en 1922 el Primer Concurso Nacional de Cante Jondo de Granada. Su intención era que no se perdiera la tradición del cante jondo gitano.
  • No tuvo mucho éxito el concurso, pero sirvió para despertar el interés por el flamenco y organizar diversos tipos de eventos con el flamenco como motivo principal.

Y pasado un siglo, aquí permanece el Flamenco con todo esplendor, convertido en Patrimonio de la Humanidad. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario