Zalamea se une a Hinojosa en la promoción del teatro

SATURNINO MUÑOZ
HINOJOSA DEL DUQUE


La vigencia y la vitalidad de los grandes clásicos de la literatura universal nunca desfallece, su mensaje sigue siempre vigente. Así se ha puesto de relieve durante la presentación que se ha realizado en Hinojosa del Duque de la representación teatral de “El Alcalde de Zalamea” que pondrán en escena unos setecientos vecinos de esta localidad de Badajoz del diecisiete al veinte de agosto. Una obra de teatro que este año alcanza su vigésimo cuarta edición consecutiva y que llenará de luz y colorido las calles de este pueblo de comarca de la Serena.

En el acto de presentación de este montaje teatral, el alcalde de Hinojosa, Matías González, agradeció al consistorio de Zalamea de la Serena la oportunidad que se ofrecía a los hinojoseños de poder contemplar algunas escenas de este clásico de la literatura universal. 

“Nos une, afirmó González, la apuesta por el teatro como manifestación cultural que se convierte también en un elemento de participación ciudadana y de promoción turística y económica de nuestros pueblos”. El regidor hinojoseño también subrayó que Hinojosa vivirá con intensidad el próximo verano el veinte aniversario de la primera representación del teatro popular “La Vaquera de la Finojosa”.



El alcalde de Zalamea de la Serena, Miguel Ángel Fuentes, otorgó todo el protagonismo a los vecinos de su pueblo, “que cada año reviven un episodio de su historia mediante una obra de teatro que ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Regional de Extremadura y que cada año logra aumentar el número de visitantes y de espectadores”.

Según Miguel Nieto, director de la obra, el éxito del Alcalde de Zalamea está cimentado en que es el propio pueblo el que cuenta su historia, en un espectáculo que se ha convertido tras veintitrés años en una fiesta del teatro. “Los clásicos, afirmó, siempre cuentan cosas de la máxima actualidad, como el maltrato a la mujer, el abuso de poder o la diferencia de clases sociales. Pero la verdadera singularidad de nuestra representación es conseguir que cada año setecientos vecinos participen en este montaje”.

En agosto y en Zalamea cada vecino se transforma en un personaje del Siglo de Oro para convertirse en villano, artesano, pastor o soldado. 




La obra narra el drama vivido en la localidad extremeña de Zalamea de la Serena al pasar las tropas españolas con motivo de la guerra de Portugal. El capitán Don Álvaro de Ataide, personaje de extracción nobiliaria es hospedado en la casa del labrador rico de la localidad, Pedro Crespo, a cuya hermosa hija Isabel secuestra y ultraja. Cuando Pedro Crespo intenta remediar la situación, ofrece bienes a Don Álvaro para que se case con Isabel, a la que rechaza Don Álvaro por ser villana, es decir de clase inferior. Este desprecio afrenta definitivamente el honor de toda la familia de Pedro Crespo.

En pleno trauma familiar, es elegido alcalde de Zalamea y siguiendo una querella cursada a la justicia por la ultrajada Isabel, aún sin poseer jurisdicción sobre el militar, Pedro Crespo prende, juzga y hace ajusticiar a Don Álvaro dándole garrote. La trama se resuelve, cuando el rey don Felipe II, revisa la decisión del alcalde, la ratifica y premia su decisión nombrando a Pedro Crespo alcalde perpetuo de Zalamea.






No hay comentarios :

Publicar un comentario