La empresa onubense Minera Águila quiere buscar oro, plata y cobre en 11.000 hectáreas de Los Pedroches

REDACCIÓN
LOS PEDROCHES


La empresa onubense Minera Águila está a punto de finalizar los trámites administrativos para iniciar la búsqueda de oro, plata y cobre en zonas determinadas de los términos municipales de Montoro, Cardeña, Conquista y Villanueva de Córdoba. Se trata de tres áreas llamadas Águilas I, II y III(más una cuarta sin nombrar aún), en la zona nororiental del Valle de los Pedroches, para los que esta consultora especializada en la búsqueda de recursos minerales solicitó los permisos de investigación en agosto (para los dos primeros) y septiembre del año pasado. La Junta de Andalucía, responsable de gestionar las autorizaciones, está ultimando los trámites medioambientales.

Los permisos de investigación conceden a las empresas autorización para realizar todos los estudios y trabajos que consideren oportunos para localizar recursos minerales definidos. Para ello deben cumplir con una serie de requisitos entre los que se incluye un plan de restauración del terreno en el que se actúe para devolverlo a su estado original. Los trabajos de investigación conllevan la realización de catas, sondeos, excavaciones, desbroces... que pueden afectar al medio ambiente, especialmente en zonas protegidas.

El plan de restauración de Águilas I ya ha sido informado favorablemente por la Delegación de Empleo, Empresa y Comercio —de la que depende el Servicio de Industria, Energía y Minas—, tras las consultas pertinentes a la Delegación de Medio Ambiente, que determinó que la zona «no está sometida a ningún instrumento de prevención ambiental», tal como consta en el informe ambiental. Águilas II, por su parte, ha entrado en la fase de exposición pública, tal como anunció ayer el Boletín Oficial de la Provincia.


Águilas I está fuera de cualquier espacio natural protegido. /ARCHIVO


Águilas I está fuera de cualquier espacio natural protegido, aunque deberá cumplir con una serie de exigencias medioambientales. Con 163 cuadrículas mineras —una unidad de superficie variable empleada en la minería—, abarca algo menos de 5.000 hectáreas ubicadas casi en su totalidad en el término municipal de Cardeña, al noroeste del municipio, aunque una pequeña franja se adentra en Villanueva de Córdoba. Se da la circunstancia de que el área de Águilas I rodea por completo dos concesiones de derecho para minas de plomo otorgadas en los años 50, que aún siguen vigentes; en esas zonas la empresa no podrá rastrear los metales.

En cuanto a Águilas II, tiene casi la misma superficie, 167 cuadrículas mineras, también en su práctica totalidad en el término municipal de Cardeña. Apenas una pequeña superficie roza el término de Montoro. Minera Águila solicitó el permiso de investigación el mismo día que para Águilas I, a finales de agosto del año pasado.


Águilas III, la tercera zona registrada por Minera Águila, se puso en marcha unos días más tarde, por lo que es previsible que sus trámites ambientales se demoren el mismo tiempo. Es mucho más pequeño que los anteriores, 38 cuadrículas mineras —unas 1.140 hectáreas—, y se ubica casi a partes iguales a ambos lados de los límites entre los términos municipales de Cardeña y Conquista, en la frontera entre Andalucía y Castilla La Mancha. La misma sociedad aún tiene un cuarto permiso de investigación solicitado, más reducido todavía que los anteriores y sin nombre conocido, de 7 cuadrículas al norte de Cardeña, muy cerca de una antigua concesión de una mina de cobre otorgada a principios del siglo XX a la Sociedad Minera y Metalurgia de Peñarroya-España y abandonada hace tiempo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario