Entrehinojos recupera la feria medieval de San Blas

SATURNINO MUÑOZ
HINOJOSA DEL DUQUE


Cada verano son más fructíferas y repletas de contenido las propuestas de todo tipo que tratan de acercar a visitantes y vecinos de distintos pueblos de los Pedroches la riqueza, el pasado histórico y la singularidad de esta tierra y de sus gentes. Junto a las iniciativas académicas de carácter más clásico, se han convertido en frecuentes otro tipo de propuestas más participativas y espontáneas, basadas en la recreación de hechos históricos del pasado o acontecimientos extraordinarios.

La asociación de senderismo Entrehinojos de Hinojosa del Duque, que de forma permanente realiza distintas actividades relacionadas con esa práctica deportiva, lleva varios veranos ejecutando y poniendo en escena distintos montajes teatrales vinculados al pasado de esta localidad de la zona más occidental de la comarca pedrocheña. El pasado fin de semana, en plena dehesa, en la Zona Recreativa Virgen de Guía y junto a la capilla de esta advocación, se representaron diversas escenas de la medieval feria de San Blas, que durante algo más de dos siglos sirvió para realizar todo tipo de transacciones comerciales, pero sobre todo se convirtió en lugar de encuentro de vecinos de villas y aldeas.



Diversos integrantes de la asociación, bajo la dirección de Juan Antonio Antón y Paqui Luna, dieron vida a una serie de personajes que supieron adentrar a los espectadores en el pasado de esta feria y todo lo que suponía en aquellos siglos la presencia de mercaderes y pastores de distintas procedencias. A través de diferentes escenas el público pudo adentrarse en las disputas territoriales de unos vecinos deseosos de conseguir la independencia de sus aldeas. Para ello una de las primeas acciones que se realizaba era levantar una iglesia o capilla, como la que se dedicó a San Blas.


La feria de San Blas se ubicaba en una de las tres aldeas que dependían en los siglos XIV y XV de Hinojosa Allozo (Ollozo), que se encontraba en las proximidades del Arroyo Lanchar, entre los otros dos incipientes núcleos de población, Fuente la Lancha y el Retamal, actual Villanueva del Duque. En esta aldea tenía lugar una feria franca que otorgaba el privilegio de realizar actividades de venta sin pagar impuestos.



Entrehinojos inició estas actividades de carácter cultural hace unos años habiendo llevado a cabo ya varios montajes en distintos edificios históricos de Hinojosa. Hace unos años, en la ermita de Santo Domingo, la obra puesta en escena estuvo basada en la mesta que crearon los vecinos de Belalcázar e Hinojosa para el uso de las tierras comunales. Posteriormente, la ermita de la Virgen de la Antigua acogió una recreación basada en la Guerra Civil y el intercambio de todo tipo de productos que realizaban los contendientes de ambos bandos. También, gracias al Libro de Monterías de Alfonso XI, han realizado una adaptación del paso de este monarca por estas tierras en el siglo XIV utilizando para ello la ermita de San Benito. El pasado año fue la fuente del Pilar de Hinojosa, que se encuentra situado en uno de los descansaderos de la Cañada Real Soriana, donde se recreó el mundo de los pastores trashumantes. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario