Uno de los investigados por abusos interviene por videoconferencia

REDACCIÓN
POZOBLANCO


Dos de los cinco investigados por la supuesta violación grupal a una mujer en los Sanfermines de 2016 estaban citados ayer a declarar en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozoblanco en relación a la denuncia interpuesta por una joven de 21 años de la localidad por un presunto delito de abusos sexuales. J.A.P. compareció por videoconferencia como investigado, si bien se negó a declarar. El otro citado lo hizo como testigo. Además, decalararon otros testigos que pertenecían al grupo de whatsapp donde se compartió un vídeo con la presunta agresión.

Al igual que en la anterior ocasión, J.A.P. se acogió a su derecho de no declarar alegando “no reconocer la legitimidad del uso de las imágenes del vídeo, teniendo en cuenta que no había dado el consentimiento para ello”, según explicó su abogado, Agustín Martínez. El letrado entiende que “cuando se cedió el móvil en el asunto de Pamplona no se dio carta blanca para que se hiciera una causa general y un análisis de cualquier tipo”.


Respecto al resto de testigos, Martínez ha apuntado que la mayoría de ellos han alegado no recordar con exactitud el contenido de los mensajes del grupo y ha pedido “contextualizarlos porque son de mal gusto y exagerados, pero no iban más allá”.


No hay comentarios :

Publicar un comentario