Suelta de aves en el IFAPA de Hinojosa del Duque

SATURNINO MUÑOZ
HINOJOSA DEL DUQUE


Por primeva vez más de cincuenta alumnos de centros educativos de la comarca de los Pedroches han asistido a la suelta participativa de aves realizada en el Centro IFAPA de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía en Hinojosa. Durante el acto se ha conseguido que vuelvan a espacios naturales ocho aves cuidadas en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de Los Villares., concretamente, 3 búhos chicos, 2 cernícalos comunes, dos cárabos comunes y un búho real, que habían ingresado en el CREA este año, procedentes de distintos puntos de la provincia de Córdoba, como Fuente Palmera, Nueva Carteya, Priego de Córdoba, Belalcázar, y Adamuz, así como de Constantina, en Sevilla.

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, acompañado por el alcalde de Hinojosa del Duque, Matías González, el director del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) del municipio, Vicente Pomares y agentes de Medio Ambiente han conseguido que los alumnos presentes hayan podido contemplar de cerca a los ocho ejemplares de las distintas especies, consiguiendo que los jóvenes conozcan algunos de sus rasgos y peculiaridades más destacadas, así como los riesgos que las amenazan.



El delegado ha informado que “han sido varios los motivos de ingreso de estos animales, pero hay que destacar la historia de uno de los cernícalos comunes que ingresó hace un año porque presentaba ausencia de plumas primarias en el ala izquierda, por lo que ha sido necesario esperar todo este periodo de tiempo para que finalizase el proceso de muda. Más adelante, los trabajadores del CREA han tenido que recuperar el tono muscular del animal en voladero y adiestrarle con técnicas de caza para su completa adaptación al medio natural”.

Además, “el otro cernícalo común ingresó porque tenía el plumaje completamente impregnado de aceite, por lo que fue necesario realizar varios lavados del plumaje hasta recuperar el aislamiento térmico y la capacidad del vuelo del animal”, ha resaltado Algar.


En cuanto al resto de las aves, el motivo de ingreso de los búhos chicos y los cárabos comunes ha sido por pollos caídos del nido. Al tratarse de pollos pequeños es necesario alimentarlos hasta que los animales puedan hacerlo por sí mismos. En esta fase de recuperación se someten a un proceso de manejo en muda inicialmente y voladero posteriormente con un enriquecimiento ambiental adecuado en cada fase. También, se ha trabajado con estos animales la musculación y habilidades de caza.




No hay comentarios :

Publicar un comentario