No hay vida ni literatura sin la naturaleza

SATURNINO MUÑOZ
HINOJOSA DEL DUQUE


El ciclo de encuentros literarios “La Montaña Mágica”, promovido por la delegación de cultura de la Diputación de Córdoba, que ha tenido una de sus primeras citas en la Biblioteca Pública de Hinojosa del Duque, ha puesto de relieve los vínculos eternos, existenciales e indispensables que deben de existir entre la creación literaria y la naturaleza. Los autores presentes, Matilde Cabello y Juan García Obrero, alabaron la capacidad y el compromiso de la institución provincial por hacer llegar este tipo de foros y de mesas de diálogo y debate a los pueblos de la geografía cordobesa, que a su juicio no puedan quedar aislados de la labor creativa más actual.

Para Matilde Cabello este ciclo denominado “La Montaña Mágica” supone una metáfora de la palabra “que nos va a permitir ver todas las cosas desde otra perspectiva, desde distintos ángulos y puntos de vista, pero siempre desde el diálogo y la comunicación social, compartiendo ideas y vivencias”. Cabello destacó la cercanía del público asistente, una verdadera satisfacción para una autora que empezó su andadura en 1991 con la publicación de su primer poemario, que ponía de relieve la importancia de la poesía social que elaboró la generación de 1950.

“Yo, afirmó Cabello, tanto en mi obra como en mi vida siempre he defendido que la literatura debe de volver a los pueblos, a lo rural, porque no sería la misma sin mi infancia en mi pueblo, ya que creo que las personas no pueden vivir al margen de la naturaleza”.



José García Obrero destacó en su intervención algunos de los momentos más especiales y significativos de su trayectoria vital, como el desarraigo que produjo en su familia la emigración a Santa Coloma de Gramanet a comienzos de la década de los setenta del pasado siglo. “El desarraigo que provoca la emigración no sólo afecta a los padres, también deja una huella importante en los hijos, ya que es una pérdida de raíces absoluta, pero creo que sobre todo para aquella generación fue una pérdida de contacto con la naturaleza, con el campo. Ello ha convertido a muchas personas de mi generación en unos analfabetos ambientales totales”.

Para García Obrero es un desarraigo compartido por muchos a los que se ha privado del paraguas protector de la naturaleza, “de su valor en la vida y en la literatura, algo que pienso que no vamos a recuperar del todo, pero que espero que podamos evitar a otros”.


‘La Montaña Mágica’, está acercando a dieciocho municipios de la provincia a otros tantos autores cordobeses para propiciar un debate desde su propia obra acerca de distintos temas de actualidad. A través de este programa se editarán, además, una serie de cuadernos con una selección de textos de los autores participantes para obsequiar a los asistentes y que, a su vez, darán lugar a un libro-antología final que recogerá todos los cuadernos de las intervenciones. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario