El presidente de la FAMP pone a Los Pedroches como ejemplo de riesgo de despoblación

ANTONIO MANUEL CABALLERO
LOS PEDROCHES


“La despoblación de la Andalucía rural es un serio riesgo que amenaza la supervivencia y la continuidad de cientos de pueblos, del ecosistema natural y de la conservación del territorio”, así lo ha denunciado el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, quien ha asegurado que “sólo en Andalucía tenemos 206 municipios con menos de 1.000 habitantes. Esto supone un 26,5% del total de los 778 municipios. Y las cifras empeoran con los años y el continuo éxodo urbano”.

Villalobos, que preside la Diputación de Sevilla, ha animado a alcaldes y representantes públicos a acudir al Congreso sobre Despoblación que se organiza en Huesca los días 22 y 23 de junio y en el que se pretende que sea el punto de partida hacia la solución del problema de la despoblación que afecta y asola a un buen número de territorios y municipios españoles.

El Congreso, organizado por la FEMP, tiene como objetivo poner freno a la amenaza de desaparición a la que se enfrentan muchos municipios y proponer e impulsar medidas para llenarlos de vida y garantizar su futuro. Será el Congreso de la esperanza para muchos de ellos.

España corre un serio peligro de que pronto sus municipios, sobre todo los de sus áreas rurales, pasen a mejor vida: más de la mitad de ellos están por debajo de esa cifra y despoblándose. Casi 5.000 pueblos han sido castigados por el éxodo del campo, no tienen renovación generacional y la pérdida continua de sus habitantes eleva el envejecimiento de sus censos.



Fernando Rodríguez está al frente de la federación de municipios andaluces. 


“En Andalucía, estamos por debajo de la media en despoblación; sólo 206 tiene menos de mil habitantes, lo que supone el 26,5% del total, uno de cada cuatro. Pero nos preocupan muchos municipios de Almería y Granada que no superan esa cifra, 49,5% y 39%. Casi todos son rurales. Y su futuro está comprometido”, señaló Villalobos.

La mayor parte del interior rural andaluz está perdiendo también población. “Comarcas como el Valle de Los Pedroches son un ejemplo, con 18 municipios en los que todos han perdido población en el último censo; o la Sierra Norte de Sevilla, donde pese a que hay dehesa, riqueza natural, buen clima, suelo fértil, y una gran demanda turística, todos sus municipios han perdido también población en los últimos censos. En la Sierra de Huelva se están quedando deshabitadas numerosas aldeas y pueblos que han vertebrado el territorio durante siglos”.


El presidente de la FAMP y de la Diputación de Sevilla “prioriza y valora los servicios medioambientales y de conservación que realizan agricultores y ganaderos. Los verdaderos gestores del territorio; por eso hay que volcarse con estos municipios y sus territorios con más recursos públicos para dotar de servicios e infraestructuras básicas al mundo rural”. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario