Viajar

MIGUEL BARBERO GÓMEZ


Siempre he mantenido lo conveniente que supone visitar otras tierras y conocer otras culturas y otras costumbres. A nadie se le oculta la importancia de vivir la experiencia de un viaje que proporcione el conocimiento de otras maneras de vivir y pensar. Ello aporta diferentes y mayores perspectivas de análisis sobre la evolución de los pueblos y sus pobladores, además de ofrecer mayores conocimientos sobre idiomas y formas de vivir. En definitiva, lograr una mayor amplitud cultural.
Hasta aquí de acuerdo con los postulados expresados anteriormente; pero yo quisiera exponer ciertas premisas que no anulan la idea de conocer otros países y otras culturas. Por el contrario, pretendo hacer un llamamiento hacia el conocimiento de nuestro entorno más cercano.

Está claro que cada cual puede elegir libremente aquello que le parezca más oportuno, ¡faltaría más!
La idea que yo defiendo es la de comenzar el conocimiento de otros pueblos y otras gentes por aquellos que tenemos más cercanos. Digámoslo claro, primero la comarca y a continuación ir extendiendo el radio de acción.

En los casi treinta años que estuve destinado en el colegio Maestro Rogelio Fernández de Villanueva del Duque, se decidió organizar una semana cultural en la que se realizaban una serie de actividades con la participación de toda la Comunidad Educativa, alumnos, padres y maestros.

Entre las distintas actividades se planeaba la visita a todas las localidades de Los Pedroches, de tal manera que durante toda su etapa escolar, los alumnos, tuvieran la oportunidad de visitar todos los pueblos que forman parte de nuestra comarca. Tales visitas eran preparadas por el profesorado con los diferentes grupos con el fin de conocer la historia y las particularidades de cada población.

Creo que queda claro que estoy a favor de viajar y conocer culturas y realidades diferentes. Pero manifiesto también mi recomendación de conocer, en primer lugar, aquellas comunidades que conforman nuestra comarca y, después, ampliar nuestros viajes a aquellos lugares que más nos apetezcan o sean objeto de nuestras preferencias.


Así pues, mis queridos paisanos, viajemos todo lo que podamos pero conozcamos nuestros pueblos vecinos. Los Pedroches tienen mucho que mostrar. ¡Visitemos nuestros pueblos! 


No hay comentarios :

Publicar un comentario