San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac acompañan a la Virgen Milagrosa en su procesión

ANTONIO MANUEL CABALLERO
POZOBLANCO


Ayer viernes la Virgen de la Medalla Milagrosa recorrió en procesión y portada a hombros las calles próximas a la residencia Muñoz Cabrera y la barriada de Las Malvinas en Pozoblanco, como ocurre cada año por estas fechas aunque en esta ocasión la Virgen estuvo acompañada. Con motivo de la celebración de los 400 años del Carisma Vicenciano este año, y de forma extraordinaria, también acompañaron a la Virgen Milagrosa las Imágenes de San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, fundadores de la Familia Vicenciana. Se trata de dos tallas que, al igual que la Virgen, se les rinde devoción en la residencia de la Fundación Hermanos Muñoz Cabrera.

Tras una eucaristía, comenzaba la procesión con el acompañamiento de la Agrupación Musical Nuestra Señora de la Soledad. El recorrido fue residencia Hermanos Muñoz Cabrera, avenida de Andalucía, Jaén, Málaga, Cádiz, Alcaracejos, Clara Campoamor, Málaga, Sevilla, avenida de Andalucía y residencia. Los vecinos adornaron las calles para la ocasión.


En la procesión, organizada por la Asociación de la Medalla Milagrosa de Pozoblanco, participaron los niños de Primera Comunión y los diferentes grupos vinculados a la residencia, entre ellos Juventudes Vicencianas que llevaron las Imágenes. La presidenta, Josefina Ballesteros, destacó la devoción hacia la Virgen y el interés del vecindario porque discurra por sus calles.

FOTOS: SÁNCHEZ RUIZ







No hay comentarios :

Publicar un comentario