El gallo más sonado

ANTONIO RUIZ SÁNCHEZ
(Periodista)


Esta semana todos hemos visto y oído el gallo de Manel Navarro en Eurovisión. El representante de España no dio en la nota en el punto álgido de la canción y el vídeo de la fallida actuación se ha convertido en viral y ha recorrido nuestro país y Europa entera.

Ahora el cantante va a tener que enfrentarse a las consecuencias de su error. Pero, ¿cómo se afronta una situación vergonzosa de este tipo? Quizá no hemos protagonizado un gallo ante millones de espectadores como Manel, pero todos hemos sufrido situaciones vergonzantes. A lo mejor fue un tropezón en una calle llena de gente, nos hemos confundido de nombre al dirigirnos a alguien, hemos dicho algo inadecuado sin querer o, en definitiva, hemos quedado en evidencia ante los demás.

“El único proceso para superar una situación así es la aceptación y asumir que ha pasado”, dicen los psicólogos. “De nada sirve negarlo, lo que hay que hacer es dejar en el pasado algo que no se puede cambiar”.

“El error es parte del aprendizaje, la aceptación no es resignación, sino tener en cuenta lo sucedido y poner el foco en la mejora y el cambio”.

Claro está que asumir esa situación no es algo fácil y a cada persona puede llevarle más o menos tiempo. “Pero es crucial evitar pensamientos en bucle u obsesionarse rememorando la escena y pensando qué hubiera pasado si las cosas hubieran sido de otra manera”.

El humor es una herramienta a la que muchas personas acuden para afrontar una situación como esta. “No todo el mundo puede hacerlo, pero todos deberíamos ser capaces. Es una estrategia de resistencia”, explican los psicólogos.

Así que esa es la solución: tenemos que enfrentarnos a nuestros gallos particulares. Y si además podemos sacarle el lado positivo, mucho mejor. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario