Susana Díaz, caballo ganador

MIGUEL CARDADOR LÓPEZ
(Presidente-Editor)


Las primarias del PSOE se han convertido en un circo mediático, donde el principal perdedor es el propio partido, porque los tres candidatos buscan por encima de todo su protagonismo individual, aunque lo desmientan. Lo mismo que desmintieron infinidad de veces que no se presentarían a la elección de aspirantes a la Moncloa.

Susana Díaz es la clara favorita para ganar, como dicen los suyos con contundencia, frente a un apocado y callado Patxi López y un desbocado Pedro Sánchez, que se ha tenido que inventar lo del “cruchifundi”, que en término del pueblo llano, significa pasar el pañuelo para recaudar fondos para su cruzada a la desesperada, donde como no tiene nada que perder prefiere realizarlo haciendo todo el ruido posible y con ello dejar la herida del partido mientras más grande mejor. Este Pedro Sánchez radicalizado, y ahora mismo aliado con el ala de Podemos, es el candidato más dañino para el PSOE. “El figurín de El Corte Inglés”, es tan corto, por no decir tan torpe, que todavía no se ha dado cuenta que va a perder por goleada, como la que le metió el Barça al París Saint Germain, lógicamente con la enorme ayuda del trencilla de turno, o como decía el desaparecido Helenio Herrera, va a ganar Susana sin bajarse del autobús.

¿Por qué va a ganar Susana Díaz? Pues la verdad es que es una simple deducción matemática, y eso que a mí me suspendían en los Salesianos en esta asignatura.

Por un lado se ha rodeado y cuenta con el apoyo de los pesos pesados o elefantes viejos del partido: González, Guerra, Zapatero, Rubalcaba, Madina, Bono, Fernández Vara, etc. Los 9.000 avales que necesita los saca Susana en menos que Messi tarda en marcar un gol en el Nou Camp. ¿Que de dónde va a ser? Del pesebre del régimen andaluz. En el propio régimen que ella dirige en Andalucía, y en el que llevan mandando los mismos más de siete lustros. La Junta es la mayor empresa de trabajo fijo de la región, y ha generado durante todos estos años una ingente cantidad de estómagos agradecidos y con ello una rentabilidad electoral enorme. De ahí saldrán la mayoría de los votos, y si se lo propone sacaría votos para presidir al Betis y al Sevilla al mismo tiempo.

Del régimen que ahora lidera Susana viven, con el carnet en la boca, miles de andaluces que están enchufados en plantilla, ya sea en ayuntamientos, diputaciones, mancomunidades de municipios, en la propia Junta, en sus delegaciones provinciales, en las empresas públicas, en los institutos de cualquier especialización y en organismos e instituciones de variada índole y distinto ámbito.

Por el contrario, yo me preguntó, ¿a cuánta gente tiene colocada el díscolo de Sánchez?, ¿cuántos le deben la sopa caliente a Patxi López?

Como digo, es pura cuestión matemática. Además, a la candidata andaluza no le resta absolutamente nada el hecho de que fuera colocada a dedo por los investigados Chaves y Griñán. Aquí, quien manda, manda, y esa no es otra que la andaluza.

Para mí, como andaluz, es preferible sinceramente que sea ella la que gane, porque, viendo los otros dos candidatos, Díaz es la tuerta en el PSOE de los ciegos, que es en lo que se ha convertido este partido en los últimos años. Aquí lo único que queda por ver es cómo será de grande la fractura del partido y cómo repercutirá esto a nivel nacional una vez que sea elegida Susana, porque el resultado como digo, con toda la modestia, está más que resuelto.

Si quieren apostar algunos eurillos háganlo a caballo ganador, bueno perdón, dicho sea con todos los respetos y en sentido figurado, a la “yegua” andaluza ganadora. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario