Marta Torrero Luna, premio al mejor expediente académico

SATURNINO MUÑOZ
HINOJOSA DEL DUQUE


La Asociación Cívica Hinojoseña ha hecho entrega con motivo de la celebración del final de año del galardón que reconoce la mejor trayectoria académica de los alumnos que finalizaron el pasado verano sus estudios de bachillerato en los dos centros de enseñanza secundaria de Hinojosa. En esta ocasión la distinción ha recaído en la alumna belalcazareña Marta Torreo Luna que obtuvo las mejores calificaciones con respecto al resto de matriculados en las distintas especialidades con las que cuentan el IES Jerez y Caballero y el IES Padre Juan Ruiz.

Francisco Ayuso, representante de esta asociación hinojoseña, puso de relieve la trayectoria de Marta en sus estudios de bachillerato, así como algunas de las características de este reconocimiento que trata de valorar el esfuerzo de los alumnos que se muestran dispuestos a alcanzar nuevas metas en su formación. Un premio que también subraya la profesionalidad de los docentes de los centros públicos de enseñanza y el respaldo que las familias proporcionan a los jóvenes durante sus años de estudio y formación.



El acto de entrega contó con la presencia del profesor e historiador pozoalbense José Luis González Peralbo que lleva décadas dedicado a la investigación del pasado histórico de nuestra comarca y que está estrechamente vinculado a diversos colectivos que trabajan en la defensa de su patrimonio.

González Peralbo autor, entre otros trabajos, del estudio “Memoria de la clausura. Religiosas pozoalbenses en el convento de Santa Clara de Belalcázar”, abordó en su ponencia el impacto de la Guerra de la Independencia en la comarca de los Pedroches, destacando algunos de los episodios más notables de la misma, así como el impacto que este conflicto bélico provocó entre los ciudadanos de las distintas localidades.



Para González Peralbo todavía no se ha realizado un estudio en profundidad de este episodio histórico en la zona, pese a que en la misma tuvieron lugar importantes enfrentamientos armados. “La escasez de suministros por las continuas contribuciones que exigían las tropas invasoras, afirmó, provocó un incremento de precios desorbitado de los alimentos y de los productos de primera necesidad, pero también trajo consigo un auge importante de trabajos como el de arriero. Muchas de las grandes fortunas de los Pedroches tuvieron su origen en este período debido al continuo traslado de estos avituallamientos, tanto para unas tropas como para otras, de acuerdo a las ofensivas de los contendientes”.

La invasión francesa, según este historiador, implantó también una nueva regulación administrativa en la comarca de los Pedroches, porque por primera vez Hinojosa y Belalcázar pasaron a depender de Córdoba, abandonando la jurisdicción de Trujillo. “Junto a estos cambios, subrayó, la guerra también causó importantes destrozos en algunos de los edificios más singulares de los pueblos de la zona, ya que fueron utilizados como presidio los conventos franciscanos de las dos localidades antes mencionadas”.




José Luis González Peralbo en su ponencia abordó el protagonismo que en las distintas milicias alcanzaron escopeteros de los Pedroches, así como el nacimiento de una serie de partidas de guerrilleros que saboteaban la retaguardia del ejército napoleónico. “Al retirarse las tropas francesas en el otoño de 1812, indicó, nuestros pueblos y sus gentes se encontraban desolados y en unas circunstancias muy adversas, ya que se había destruido y consumido gran parte de su ganadería y pequeñas industrias y se habían provocado daños de gran importancia en sus vías de comunicación”, resaltó para finalizar.


No hay comentarios :

Publicar un comentario