Las celebraciones de San Antón y San Sebastián inician esta semana el calendario festivo anual

SATURNINO MUÑOZ
HINOJOSA DEL DUQUE


Enero ha tenido desde siempre una especial connotación que lo vincula al inicio de un nuevo ciclo en todos los aspectos de la vida cotidiana de las personas. Esta singularidad es aún más palpable en las localidades de la comarca de los Pedroches, especialmente aferradas a tradiciones centenarias muchas de ellas asociadas a los ciclos naturales. Tras el Adviento y la Navidad el cristianismo heredó de religiones anteriores una serie de conmemoraciones estrechamente cercanas a un trasfondo pagano, pues desde la más remota antigüedad todas las localidades han tenido diversos patronos que les infundían protección.

En Hinojosa del Duque la festividad de San Antón ha recuperado gran parte del glorioso esplendor con el que contó en el pasado. De esta forma, cientos de personas, acompañadas de animales y mascotas, se congregaran el martes junto a la parroquia de San Juan Bautista, la Catedral de la Sierra, para celebrar a esta advocación. Una celebración especialmente vinculada a las localidades agrarias y ganaderas, pero que estuvo sin celebrarse en esta localidad pedrocheña durante varias décadas justo desde el momento que en las labores agrícolas perdieron su protagonismo mulas y animales de labranza en beneficio de maquinaría y otros medios técnicos más avanzados.


La hermandad de San Sebastián se fundó en 1944. 


La festividad servirá para poner de manifiesto la existencia de los más variados animales de compañía, así como la importancia que los mismos tienen especialmente para los más pequeños. Los participantes cumplirán con el ritual de iniciar y completar un recorrido de tres vueltas alrededor del templo para buscar la protección del santo para sus caballos, perros, aves o gatos.

Las celebraciones en torno a la ermita de San Sebastián, una de las advocaciones más antiguas y veneradas de la localidad, se convertirán en protagonistas de varias jornadas durante la próxima semana. Los actos religiosos servirán de preludio a los momentos más esperados que se vivirán en la noche del viernes y durante todo el próximo fin de semana.

La jornada del domingo veintidós de enero estará destinada a la celebración de los actos religiosos, gracias a una hermandad que está consiguiendo un notable auge en la localidad, tanto en el número de hermanos, como en la popularidad y afluencia de público en todos los actos que realiza a lo largo de los días previos. Jóvenes y mayores establecen de esta forma un espacio común de encuentro y diálogo cumpliendo con los rituales de la hermandad, que incluyen una serie de acontecimientos que son esperados y deseados, como la invitación que realiza el hermano entrante al resto de compañeros.


La hermandad de San Sebastián es una de las más antiguas de Hinojosa, tras su refundación en el año 1944. Su ermita, que se convierte cada año en el centro de las actividades religiosas y lúdicas que tienen lugar con motivo de esta celebración, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura tradicional del norte de la provincia, debido a las dimensiones de su planta y a la elegancia de los arcos que sujetan la techumbre de madera de este templo, que desde siempre ha estado repleto de connotaciones positivas para todos los habitantes de esta localidad.


No hay comentarios :

Publicar un comentario