Humilde consejo al departamento de Recursos Humanos de Prode. Lectura de la revista 'Somos Covap'

MIGUEL CARDADOR LÓPEZ
(Presidente-Editor)


Prode camina con paso firme a ser la segunda empresa de Los Pedroches en cuanto a número de trabajadores directos. Por delante sólo tiene al gigante Covap, pero al ritmo que van, en un lustro más o menos se emparejarán.

Es de mucho mérito el trabajo que por parte de su dirección están llevando a cabo, abriendo líneas de empleo en casi todos los sectores profesionales, lógicamente contando con las distintas ayudas públicas. Todo esto es más digno de elogio y tiene más valor aún si se tiene en cuenta además que ésta es una empresa que acoge y da empleo a personas con discapacidad psíquica o física.

Por ello, por la importancia y el volumen que tiene ya, me atrevo con toda mi humildad, y desde mi mejor voluntad e intención, a darles un consejo a los encargados de Recursos Humanos, para que, si tienen a bien, analicen y estudien de forma individualizada la plantilla laboral que tienen de personas con discapacidad física, que son la mayoría, habiendo además una gran cantidad de ellas que anteriormente trabajó en otras empresas de la comarca, no teniendo entonces la discapacidad que actualmente tienen. Los que trabajan en Prode que tienen discapacidad la tienen reconocida en un grado de al menos el 33%, con lo cual la empresa, al ser Centro Especial de Empleo (relación de carácter especial), tiene por ese hecho una bonificación del 100% en todas las aportaciones a la Seguridad Social a pagar por dichas personas.

Hay que tener en cuenta que muchos de estos trabajadores van a llegar a cumplir los 65 años con más de 40 años de vida laboral, o lo que es lo mismo, con 40 años cotizados. Pero lo que se tendrá en cuenta para el cálculo de la base de jubilación serán las bases de cotización de los 25 últimos años (por tanto desde que el trabajador tenía 40 años). Su pensión en consecuencia se va a ver mermada por tener una base de cotización algo baja precisamente en el periodo donde es más importante para el futuro pensionista cotizar por una mayor base.

Otro problema que también observo es el de la contratación a media jornada de trabajadores con 40 años o más, donde se puede dar una base de cotización en general inferior a por ejemplo un contrato de formación para menores de 30 años. Como yo lo veo, y desde mi punto de vista, es mucho más ventajoso para el trabajador a la hora de su jubilación que trabaje 6 meses a jornada completa que un año a media jornada.

Además del grave problema que tendrán en un futuro con la pensión reducida de jubilación, se encuentran también las eventuales situaciones de incapacidad temporal por enfermedad, accidente o, incluso si se agrava su dolencia, la situación hipotética de incapacidad permanente total o absoluta por enfermedad.

Sin ánimo de enmendarle la plana, obviamente, a sus legítimos responsables, toda esta mejora creo yo modestamente que se podría estudiar y, en su caso, hacer sin costo apreciable para la empresa, y los beneficiados serían los trabajadores, que en la mayoría de los casos la discapacidad que padecen no les afecta para rendir al 100% en sus respectivos trabajos, y de esta manera obtener pensiones por encima de un 25% más a lo que en alguna situación actual podrían pasar a cobrar.

Prode tiene imagen y fuerza como empresa, aparte de su influencia y gran labor social, para mirar por un futuro que debe ir más allá de la conclusión de la vida laboral de sus trabajadores, para procurarles el mayor beneficio, que puede ser mucho y con tan poco esfuerzo.

Relativo a otro asunto comento que hace unos días cayó en mis manos una revista sencilla de 8 páginas del titular “Somos Covap”, la número 3. Casi toda la lectura me enriquece, y desde hace años además de interesarme por la gran labor que hacen nuestros ganaderos trato de informarme con todo lo que puedo para suplir de alguna manera y en cierta medida mi nula experiencia práctica.

En la misma hay que destacar el proceso de recogida diaria de leche en tiempo, planes de alimentación sin medicación, el apartado de criadores de raza ibérica 100% Covap, con ganaderos de Azuel, Cardeña y Villanueva de Córdoba. Y en esta última aparece el padre con su hija produciéndose el relevo asegurado, y un futuro tal vez más claro para ella que si hiciera una de las mejores carreras universitarias.

También hay que destacar a un ganadero de ovino pozoalbense, Miguel Moreno Habas, que ha tenido la inteligencia de crear un eje de hierro con unos acoples laterales que le permiten manejar las bolas de heno de 225- 300 kg de forma ágil, pues con su propio coche lo reparte por la cerca con rapidez y economía.


El mundo de la lectura me ha hecho viajar a estas diversas fincas e incluso ser parte de sus explotaciones con la marca de la calidad Covap. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario