Entrevista a Miguel Cardador López, Presidente-editor del Semanario La Comarca


“La comarca de Los Pedroches morirá en un futuro si no remamos todos a la vez”



ANTONIO JIMENO MÁRQUEZ
Miguel Cardador López es una de esas personas que más que necesarias son imprescindibles en la vida social de cualquier pueblo, uno de esos culos inquietos de los que nos beneficiamos todos. Un filántropo romántico capaz de dejar la economía a un lado con tal que perseguir sus sueños. Jugador y entrenador de fútbol, ciclista esforzado, tenista pionero, runner antes que nadie en este pueblo, desencantado político ocasional, empresario y, sobre todo, como diría el gran Ray Davies, un storyteller de raza capaz de convencerse y convencernos de que la lectura mejora a las personas y hace más feliz nuestro paso por este mundo.
Hace unos días le pedí una entrevista y aquí está el resultado. Sin cambiar una coma, como a él le gusta, aunque sí potenciando con negritas. Como corresponde, deja un reguero de titulares sin desperdicio. Ah, y no falta la primicia. La entrevista va también para su periódico pues así me la ha pedido.


Miguel, editor del semanario La Comarca


– Aseguran muchos expertos que los genes determinan hasta de 60% de la personalidad. Si es así, ¿de quién te viene esa vocación de querer contar cosas? ¿Hay un alma periodística en tu familia? ¿Cuándo te diste cuenta de que tenías esa vocación? 
– En mi familia no ha habido ninguna inquietud periodística que me anteceda, pero quizá sí destacaría a mi abuelo paterno Teodoro Cardador Calero, que fue una persona muy adelantada al tiempo que le tocó vivir, teniendo un nivel alto de preparación educativa y al que le gustaba leer y escribir. 
La primera vez que me di cuenta del mundo maravilloso del periodismo fue con 13 años, cuando nuestro maestro de los Salesianos, D. Francisco Cabrera, nos llevó a varios a la vieja emisora de radio en la plaza de la iglesia de Santa Catalina, para hacernos una entrevista de tenis. Aquel espacio reducido de unos 6 ó 7 metros cuadrados lleno de cartones de huevos en la pared y que a través de un micrófono te pudiera oír en cualquier domicilio o cortijo me hipnotizó. Fue algo que quedó grabado en mi mente para siempre. También con esa edad empecé hacer crónicas escritas para mí de los partidos de fútbol que jugaba en casa el Club Deportivo Pozoblanco en aquellas regionales como si fuese un redactor de deportes de un periódico imaginario que para mí era “Dorsal Deportivo”.

– Hay gente que considera que el periodismo sólo lo deben ejercer los periodistas de carrera, ¿estás de acuerdo con esa afirmación? Dejándola al margen, a tu juicio, ¿qué virtudes debe tener un buen periodista y cuáles son los vicios más abundantes en la profesión? 
– Una profesión, no sólo el periodismo, debe de ejercerla quien tenga una mínima preparación y además mucha vocación e ilusión, porque como todo en la vida la mejoría se va alcanzando con la suma de horas de trabajo. Para mí, un buen periodista debe de tener la máxima objetividad y libertad sumado a una cierta imaginación. Yo rechacé el puesto de primer director de la televisión municipal aprobado en pleno precisamente porque al estar en manos del mando de un político, como sabemos, no iba a tener plena libertad.

– Te has embarcado en dos proyectos de prensa escrita durante los últimos años, toda una temeridad en los tiempos que corren.¿Qué tiene la prensa escrita que no tengan los periódicos on line? Si una vez desaparece el papel, ¿seguiremos leyendo La Comarca en internet o La Comarca no se entiende de otra manera?
– Yo comencé con 15 años colaborando en los programas de deportes en la radio que entonces realizaba el profesional Ángel Rodríguez Márquez, años después sustituí al profesional Pablo Castro en sus periodos vacacionales, y yo, asombrado cuando negociaba con el político encargado, el recordado Juan Sepúlveda. Me decía a mí mismo j** voy a hacer lo que más me gusta y encima me pagan, y muy bien por cierto. Después llegó la creación de la televisión local junto al compañero Pablo Castro, que posteriormente vendimos al Ayuntamiento de Pozoblanco. Posteriormente vendría mi primera aventura en papel con “Los Pedroches Información”, que duraría siete años y medio saliendo todos los sábados del año, y ahora, desde marzo del 2015, estoy embarcado en la aventura de “La Comarca”. 
Lo de por qué en papel, es porque soy un romántico y un poco anclado en el tiempo, y a pesar de que hay gente más preparada que yo, tanto en formación como económicamente, veía que después de diciembre del 2008 que fue cuando terminó la aventura de “Los Pedroches Información”, nadie se había lanzado al ruedo a crear un medio escrito que saliese todas las semanas sin excepción y que diera cobertura a los 17 pueblos de la comarca, porque eso sí, todos tenemos que sumar, si no los Pedroches en un futuro estará muerto con el riesgo que eso tendría para que en toda la zona norte nos instalen alguna central del tipo que sea. 
Yo creo que ambos medios, online y el de papel, de momento son compatibles. A mí particularmente, que soy un poco negado para las nuevas tecnologías, me sigue gustando mucho el tocar el papel de un periódico, revista o libro, pero reconozco que la inmediatez del online tiene un gran valor, pero repito que ambos de momento creo que pueden ser compatibles, y además juntos potencian el sentido de un medio de información como es informar, entretener y ampliar los conocimientos. 
Nunca puedo hablar de lo que puede pasar en un futuro pero a día de hoy te puedo decir al 90% que La Comarca morirá con el papel con el paralelismo de la película “El último mohicano”.

– ¿Es rentable editar un semanario como La Comarca? En cierta ocasión me dijiste que tu amor al periodismo te hacía no echarle cuentas, que para ti tener un periódico en la calle era más satisfactorio que irte de vacaciones… 
– Rotundamente no es rentable, y la prueba evidente, para que la gente se haga una idea, es que en Andalucía como semanarios de salir todas las semanas del año, de momento solo hay tres, que yo conozca: En Puente Genil, Antequera y el nuestro de La Comarca. Los dos anteriores doblan en población a Pozoblanco, además el capítulo de la impresión se lleva el 55% del presupuesto total, a eso hay que añadir el gasto de distribución al ser comarcal. El 2015 lo cerramos con un déficit de 2800 € y este 2016 va a estar sobre los 5200 €. 
Es verdad lo que dices, como yo en mi adolescencia estuve trabajando de los 15 a los 20 años, sin dar de alta ni tener salario alguno, me vacuné en no tener dinero y en apenas poder gastar lo imprescindible, por ello me llena más destinar este dinero a mi periódico que gastármelo en hacer un buen viaje o cambiar de coche cada cuatro años. También mi compromiso con la asociación San Vicente de Paúl me compromete a que aunque haya pérdidas tengo el compromiso conmigo mismo de dar un aceptable donativo.

– ¿Qué función cumple La Comarca, Miguel? ¿Tiene una línea editorial determinada? ¿Quién puede escribir en el semanario? ¿Te cuesta encontrar columnistas? ¿Crees que la gente ha perdido el miedo a opinar? 
La Comarca cumple una función global de informar de lo más importante que acontece en nuestros pueblos, potenciado por artículos de opinión, entrevistas y fotografía. Todo ello en un nivel parejo a un diario, ya que la impresión es todo a color y está hecha en Iniciativas, donde, entre otros, se imprime el Diario Córdoba. 
La línea editorial es libre y se hace de forma individualizada, por un lado el director Emilio Gómez y por otro yo como editor, ninguno de los dos sabe que ha escrito el otro hasta que está el periódico en la calle. 
En el semanario puede escribir cualquier pedrocheño o cualquier persona que se sienta vinculada de alguna manera con nuestra comarca. Todos tienen plena libertad, y la prueba es que antes con Los Pedroches Información y ahora con La Comarca, nunca a nadie le he dicho nada ni he quitado una coma, todo lo contrario, agradezco siempre de corazón a todo el que colabora con su pluma en nuestro periódico. Me gustaría contar con algún columnista más y algunos que escriben que lo hicieran con más frecuencia. El miedo creo que no se ha perdido del todo y a veces por lo que sea algunos no se atreven a expresar su verdadero pensamiento sobre un tema determinado. 

– Julia López ha editado el primer número en papel de Hoyaldía. ¿Se te ha pasado por la cabeza unir las dos cabeceras para conseguir un periódico más rentable y que llegue aún a más gente? A veces nos pasa que somos muchos francotiradores haciendo la guerra por nuestra cuenta, ¿no crees? 
Julia López tiene su periódico online y ha decidido sacar el primer número en papel, aunque no tengo idea con qué periodicidad lo hará, yo nunca descarto nada pero la verdad es que La Comarca era un proyecto que teníamos en mente Emilio Gómez, su hermano, nuestro querido Antonio, que en paz descanse, y yo. Si hiciera algún cambio tendría que ser con el beneplácito de Emilio porque además de ser el director para mí es como un hermano pequeño, lo que nos hace ser un dúo para lo bueno y lo malo, y eso que ambos somos muy diferentes en todo. 
Tienes toda la razón en que somos muchos francotiradores haciendo la guerra por nuestra cuenta, y lo que es peor, sacando los dos defectos más dañinos que tenemos como humanos: la envidia y la falta de valoración. Creemos que haciendo críticas constantes sobre otro medio de comunicación el nuestro va a mejorar, un error mayúsculo, pero claro todo va enfocado al vil metal monetario que en muchos casos es el fin del medio. Quizá aquí, siendo sincero, yo juego con ventaja porque no solo no vivo de ellos sino que estoy gustoso invirtiendo parte de mi ahorro en él, lo que me da esa posición privilegiada en la libertad y llevarme bien con todos, por lo menos de persona a persona.

– Tu relación con las letras va mucho más allá del periódico. Te conocemos también por ser el mecenas de un concurso de lectura destinado a fomentar la lectura de los escolares de primaria. Un concurso que lleva el nombre de tu madre, Luciana. Has contado los porqués de su génesis, pero, ¿te sientes orgulloso de ser el promotor del premio? ¿Sientes que el esfuerzo que haces está siendo reconocido por la gente y las instituciones? 
– Con el premio “La voz de la lectura Luciana López Aparicio” quiero aportar mi granito de arena por lo mucho que me ha dado la lectura porque, como tú sabes bien, yo no estudié nada más que hasta el Graduado Escolar, ya que con 15 años comencé a trabajar. El nombre de mi madre es porque fue la que me apoyó en todos los sentidos para que leyera. Realmente con ver la felicidad de los niños y pensar en que mi madre desde allá arriba pueda estar viéndolo me siento más que pagado, pero también es verdad que me he sentido decepcionado con varios medios locales, que no acudieron a la presentación del premio en el salón del Ayuntamiento ni al evento, y también me he llevado una sorpresa negativa con la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Pozoblanco, porque a la proposición y exposición del mismo he recibido un silencio por respuesta, que es lo peor que puede uno esperar, la indiferencia, ni un sí ni un no, simplemente ignorarte en un premio que fomenta el hábito de la lectura y con un presupuesto global de 4500 €, que es el más importante de Andalucía para niños de 8 años. Al contrario tengo que agradecer a todos los que colaboran y a la mucha gente que me ha felicitado a título personal y por poner un ejemplo el del Presidente de Covap, D. Ricardo Delgado.
 Agradezco la presencia institucional en el concurso de Auxiliadora Pozuelo, Juan Díaz, Santiago Cabello y Pilar Cabrera. También a Emiliano Pozuelo, quien me llamó disculpándose de no poder venir por motivos más que justificados. 

– ¿Has pensado en ampliar la edad del concurso y abrir la participación a los colegios de la comarca? ¿Y por qué sólo lectura? Algunos pensamos que la dotación de los premios es lo suficientemente cuantiosa para premiar también la escritura. Hay muchos jóvenes a los que les encanta escribir… 
– Sí, la verdad es que quiero que el premio se asiente primero en el ámbito local para posteriormente pasar al Comarcal, y más con la mentalidad de pedrocheño que yo tengo. Tendremos que dedicar más tiempo y más dinero para que el concurso mantenga sus parámetros de calidad. En lo referente a la edad creo que es la ideal para que los niños se enganchen a la lectura, y como dije antes el hacerlo sólo de lectura es por lo que a mí personalmente ésta me ha dado Es buena la pregunta que me haces sobre la escritura y, aunque parezca mentira, no descarto el crear un premio de literatura para niños menores de 14 años y de ámbito comarcal con un presupuesto muy por el estilo de la lectura, quizás para antes de lo que se crea la gente.

– Vamos terminando, Miguel, no quiero abusar de tu amabilidad. ¿Puede permitirse esta comarca que desaparecieran iniciativas tan valientes como las ediciones en papel de La Comarca o Hoyaldía? Y si un día, por unos u otros motivos, tuviera que desaparecer La Comarca, ¿qué se iría de ti con ella? ¿Habría espacio en tu cabeza para una tercera aventura? 
– Cuento con la posibilidad, como la muerte misma, que si llega ese día que desapareciera La Comarca se iría una parte importante de mí, porque como yo me defino, soy una persona rústica, muy sentimental, y la verdad es que lo pasaría muy mal, y no te hablo teorizando sino por experiencia. Cuando desde el grupo Publicaciones del Sur cortaron unilateralmente el contrato que tenían conmigo cuando Los Pedroches Información, pase las peores Navidades de mi vida. Y después durante un año y medio, aguantar y desgastarte para llegar al juicio en Jerez de la Frontera. Como digo, y con la edad de 54 años que tengo, he aprendido que solo puedo hablar del día que vivo, aunque es lógico que en mi cabeza alimente cosas creativas dentro de mis modestas posibilidades. Pero con toda sinceridad creo que me quedarían pocas ilusiones para afrontar una tercera aventura. Quiero aprovechar esta entrevista para darte una primicia y es que hace unos días he comenzado a escribir un libro que si todo va sobre lo previsto en un año más o menos se presentará y el fin del mismo como los dos anteriores que he publicado será Social, entregando el importe íntegro del mismo a una asociación de las muchas y buenas que hay en Pozoblanco y Los Pedroches. 

La Comarca destina sus beneficios a la asociación San Vicente Paúl, lo cual demuestra el carácter desinteresado de la iniciativa, ¿por qué te decidiste por esta asociación? 

– Esta asociación la conozco desde hace muchísimos años, por medio de mi suegra Jovita, que lleva muchos años y además ha sido presidenta. Me gustó su modestia y el gran trabajo de sus voluntarias, todas mujeres y de una edad madura. Trabajar por las necesidades tanto de inmigrantes como de nativos, enseñándolos a administrarse todo tipo de confección doméstica, pagar recibos de agua y de luz y dándoles vales de comida para adquirir en supermercados, además de pagar alojamiento a personas itinerantes. Vi un grupo muy pequeño de mujeres para la gran labor que hacían. Quiero aprovechar también para resaltar el trabajo de toda este tipo de asociaciones como por ejemplo Cruz Roja, Cáritas, Asociación Española Contra el Cáncer, Asociación del Alzheimer, comedor social, Buen Samaritano, etc. Es maravillosa la gran labor que hacen desinteresadamente por los que más lo necesitan. Para terminar, si me lo permites, quiero expresar mi agradecimiento a todo el equipo de La Comarca, a Emilio Gómez, Rafa Sánchez, Antonio Manuel Caballero, José Ángel Jiménez, Saturnino Muñoz, Eloísa Serrano, Isabel Manso, al equipo de distribuidores, articulistas de opinión, firmas que insertan su publicidad y a todos los lectores. Gracias de corazón, e igualmente a ti, Antonio, por acordarte de mí para esta entrevista, te deseo todo lo mejor. Muchas gracias.


No hay comentarios :

Publicar un comentario