Entrevista a Manolo Fernández, entrenador del Pedroche C.D.


“El sueño del ascenso es algo que podemos conseguir”


EMILIO GÓMEZ
PEDROCHE


Es el entrenador del Pedroche, un equipo que está en los primeros puestos de la Segunda Andaluza. El ascenso es el objetivo de un equipo que lleva mucha gente al campo de La Tejera. Sueña con entrenar al Pozoblanco y  a un equipo profesional. Dice que se entrega a sus equipos en cuerpo y alma. Manuel Fernández está realizando el curso de Entrenador Nacional, que permite entrenar en todas las categorías del fútbol nacional (incluido la Primera División).


En el banquillo, Manuel Fernández se consedera un apasionado, un líder de sus equipos.


– ¿Cómo está siendo la temporada en el Pedroche C.D.?
– Apasionante no sabemos vivirla de otra manera y porque no es fácil el reto que tenemos. Somos un equipo recién ascendido y, sin embargo, no hemos perdido la inercia que teníamos en la anterior categoría, la inercia por la que entrenamiento tras entrenamiento y partido tras partido luchamos por mantener. Esa que nos hace ser lo que somos a día de hoy, un equipo consolidado, luchador hasta el último segundo, convencido de lo que es, quién es y, lo más importante, lo que quiere ser en cada uno de los 90 minutos que dura cada uno de los encuentros.
Ahora mismo estamos segundos a tres puntos del primero, con una primera vuelta complicada debido a las lesiones. Comenzamos la segunda vuelta con el equipo  al completo y con muchas ganas de hacer hago grande. El sueño del ascenso es algo que podemos conseguir.

– ¿Cómo se vive el fútbol en Pedroche?
– Es uno de los campos que más aficionados despierta cada domingo, estamos muy contentos con nuestra afición y trabajamos para no defraudarles. El equipo está muy comprometido con el club.


Manuel Fernández es el entrenador del Pedroche C.D., donde juegan trece pozoalbenses.


– Estás haciendo el Nacional en Córdoba. ¿Hay muchos futbolistas profesionales haciéndolo contigo?
– Sí, hay bastantes personas haciendo el curso muy vinculadas al mundo del futbol. Desde entrenadores casi de todas las categorías, directores deportivos, exjugadores de fútbol profesional y jugadores del Córdoba CF, como es caso de ”Juli”.



–  ¿Cuántos jugadores de Pozoblanco tiene el Pedroche?
– Actualmente trece.

– ¿Cuál es tu objetivo como entrenador?
– Tras conseguir bastantes ascensos como entrenador en mi carrera deportiva, para esta temporada, sería una buena ambición pensar en ascender con el mismo equipo dos años consecutivos. Sin duda es mi objetivo principal. Cuando al principio de la temporada, con varias ofertas de equipos de categorías más altas, me decidí por continuar con el Pedroche, uno de los motivos era el reto personal que supone luchar por un ascenso en una nueva categoría para el equipo. Sin duda, no hubiese sido posible sin el apoyo incondicional por parte del club. Mi ambición en el banquillo es muy alta. Espero el año que viene poder estar en un equipo casi profesional o profesional.



– ¿Cómo te definirías en el banquillo?
– Me considero un apasionado, un líder de mis equipos. Encontrar la llave que estrangule al máximo las posibilidades de mis jugadores es mi mayor virtud; y mi defecto, probablemente pueda ser mi confianza ciega en ganar, la obsesión de ganar se ceba conmigo.
Me gusta mucho trabajar al rival. Mi mayor manía es intentar controlar todo, y digo todo refiriéndome a  los factores que pueden intervenir en cada partido, y esto puede ir desde el sistema de juego del equipo rival, sus jugadores más destacados, o hasta incluso el lugar donde se van a colocar los  que recogen las  pelotas... y, en función de todo esto, saber  implantar el modelo de juego más beneficioso para esas circunstancias.

– ¿Te acuerdas de tu época en el equipo de fútbol sala La Cruz Roja?
– Sí, claro que lo recuerdo, y te mentiría si no te dijera que es inmediata la sonrisa en mi boca a  la misma vez  que me invade la nostalgia. En ese equipo existía un referente que hoy no está y  que tuve la oportunidad, hablando de fútbol, de, en futbol 11, empatar con él como máximo goleador en infantiles y cadetes. Imagínate lo que puede ser eso con esa edad. Mi grandísimo amigo Antonio María al que llamaba ‘Redondo Chico’. Muchas veces siento que él es quien me empuja y me ayuda a seguir en esto del fútbol.

Recuerdo también contigo, cuando estabas entrenando en el fútbol sala, los muchos maratones que jugamos donde siempre había que esperar al ‘ Pepón’ quien nos sacaba se nuestras casillas por su tardanza y manera de interpretar la vida. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario