Antonio Arévalo y Miguel Fernández se desplazan a Australia y Nueva Zelanda para conocer otros mercados agrícolas y ganaderos

EMILIO GÓMEZ
LOS PEDROCHES


Un viaje para descubrir otro mundo agrícola y ganadero. Antonio Arévalo y Miguel Fernández, en representación de Dehesas Cordobesas y a través de EA Group, estuvieron en Australia y Nueva Zelanda en un viaje formativo. Tierras que  tienen una reputación mundial de productores eficientes e innovadores en el sector agrícola y ganadero. Cerca de la mitad de los ingresos por las exportaciones que obtienen en estos lugares proceden de la agricultura y ganadería. La investigación y tecnología han desempeñado un importante papel en el establecimiento de esta  buena reputación. Una maquinaria moderna y una eficiente gestión de la tierra, de las pasturas y del ganado han permitido aprovechar al máximo el clima templado y las extensas y fértiles tierras de pastoreo.

48  millones de ovejas pastan en tierras de Nueva Zelanda produciendo carne y lana de alta calidad. Tienen 11 millones de vacas, de entre ellas 7,5 de vacas de leche. A Miguel Fernández le llamó la atención como campan a sus anchas las  las vacas de leche “ves en un cercado a 500 ó 1000 vacas y comiendo del campo”.

Australia posee la mayor cabaña de ovino en el mundo, 88 millones de ovejas  y es la principal productora de lana, la raza  es la merina. La estructura ganadera está muy organizada engrandes secciones rodeadas de alambradas donde se distribuye el ganado en función de las necesidades del pasto.  Tiene 27 millones de vacas.



 Las condiciones naturales de estos territorios  dan como resultado una calidad del pasto natural que se utiliza como principal alimento del ganado, el cual permite reducir los costos y aumentar la producción. Como dice Miguel Fernández “aquello es una maravilla pero trabajada  y muy apoyada en la investigación”. Y es que ellos llevan muchos años trabajando la tierra para que sea más fértil y tenga más proteínas traduciéndose todo en altos rendimientos de cultivo, más forraje para el ganado y pastoreo sustentado. El presidente de Dehesas Cordobesas, Antonio Arévalo,  da un dato que es esclarecedor “toda la alimentación para su ganado la sacan de su explotación, lo siembran ellos. Allí no ves un camión de pienso o de mezcla”. Un nuevo concepto donde la innovación y la genética  también cuenta pues hay una comunión total entre la Universidad y las explotaciones, “de cada borrego que vende, dejan un dólar para la investigación y de cada ternero cinco dólares”.

Su competitividad se basa, en mayor medida, en sus ventajas comparativas y, en menor medida, en la intervención de las políticas gubernamentales como dice Miguel Fernández “allí no se apoyan en subvenciones, es un modo distinto de trabajo y sus rentas son más altas”. Australia y Nueva Zelanda mantienen en la actualidad una política de apoyos muy bajos hacia el sector agrícola. La forma de explotación requiere un espacio amplio para el ganado, y es así como está organizado.



En las ovejas han conseguido “una lana muy fina y muy larga” indica Antonio Arévalo quien tiene claro que ellos “multiplican por cinco el valor que la lana tiene en España”. Y es que como él comenta a “los corderos antes de sacrificarlos los esquilan y los pelan para sacarle la lana y después la carne”.  Le sacan partido a la lana, algo muy importante como comenta Miguel Fernández “me acuerdo que cuando era un crío  se pagaba al pastor con el dinero que se sacaba de la lana, de pelar las ovejas. Luego cayó el mercado de la lana pero es algo que hay que recuperar”. Otro de los elementos clave es que la burocracia no les quita tanto tiempo como en España “allí no tienen los típicos crotales para la administración,  dejan trabajar pues todo es más ágil y con menos inspecciones”.  Y es que ganaderos están muy bien visto allí tanto “como un médico o una abogado” argumenta el presidente de Dehesas Cordobesas. El motivo es que agradecen que el ganadero genere  recursos.


Tanto a Antonio Arévalo como a Miguel Fernández “le ha impactado” el modo de producción en Australia y Nueva Zelanda. Han tomado nota  y aunque sea un modelo diferente de arriba abajo “se puede tomar nota para que nuestra agricultura y ganadería mejore”, afirman.


No hay comentarios :

Publicar un comentario