Villanueva despide a la Virgen de Luna en una masiva jornada romera

ANTONIO MANUEL CABALLERO
VILLANUEVA DE CÓRDOBA


Miles de personas asistieron el domingo 9 de octubre a la romería de la Virgen de Luna en la que los vecinos de Villanueva de Córdoba despidieron a la patrona que regresaba a su ermita después de haber permanecido desde el 16 de mayo en la parroquia de San Miguel Arcángel de la localidad.

Con motivo del Año de la Misericordia la Virgen fue trasladada al cementerio el pasado 1 de octubre y allí se ofició una eucaristía y el sábado por la noche la procesión de despedida recorrió las calles de Villanueva.

La romería comenzó con la salida de la Virgen, que lucía un manto dorado y una saya blanca, desde la parroquia portada a hombros. Precisamente, estrenaba el manto, la saya, la toca de sobremanto y el traje del Niño Jesús.

El carro de los garbanzos y la imagen de San Miguel compartieron el cortejo hasta el Regajito dónde se produjo la emotiva despedida oficial.

Una multitud de romeros hicieron a pie los diez kilómetros y medio del camino, acompañando a la Virgen, con la preceptiva parada en el Pozo de la Legua. Ya en el santuario, se realizó la procesión alrededor del templo que finalizó con una misa de campaña en el patio del recinto.

Durante la eucaristía, que finalizó pasadas las dos del mediodía y en la que cantó el coro romero, el capellán, Antonio Tejero, pidió a la patrona que “llueva lo antes posible ante la necesidad que presentan nuestros campos”. Precisamente, según la tradición, la Virgen de Luna estará durante los próximos meses en la ermita “cuidando de las bellotas” ante la inminente montanera.


También se llevó a cabo el ritual del convite a tostaos y vino en la casa hospedería de la Cofradía Hermandad, con la entrega de las insignias a los hermanos mayores del 2017. La Virgen será trasladada a Pozoblanco el 19 de febrero. 


FOTOS: SÁNCHEZ RUIZ










No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada