Roban dinero en la parroquia de Santa Catalina de Pozoblanco que sufre distintos daños

ANTONIO MANUEL CABALLERO
POZOBLANCO


Oleada de robos en templos religiosos de Pozoblanco. La parroquia de Santa Catalina de Pozoblanco sufrió en la madrugada del martes un robo con violencia y el autor para acceder al principal templo de la ciudad empleó un gato hidráulico para doblar los hierros de la reja de la ventana, concretamente la situada en el lateral de la iglesia en la calle Celestino Martínez. 

Posteriormente, rompió una vidriera y una vez dentro forzaba la cancela también de hierro que era el último obstáculo para ya acceder a la parroquia. 

El párroco, José María González, detecta el robo a primera hora de la mañana al comprobar que la puerta central estaba abierta. Además, comprobaba como el autor de los hechos había reventado los seis cepos que hay en la iglesia y había procedido a llevarse todo el dinero que ha encontrado en ellos. No hubo más daños ni tampoco en la Sacristía.

Los cepillos de Santa Catalina fueron asaltados.


El párroco, José María González, presentaba la denuncia en el cuartel de la Guardia Civil. 
Precisamente agentes de este Cuerpo, que se hacían cargo de la investigación, estuvieron tomando huellas. 

Fuentes cercanas a la investigación han confirmado que el autor de estos robos está perfectamente identificado, si bien de momento no se ha producido ninguna detención. De momento, el juzgado ha archivado algunas de estas causas abiertas. 

El modus operandi es similar a los dos robos cometidos recientemente en la ermita de San Antonio y los dos robos que sufrió la parroquia de San Bartolomé. En la de San Sebastián también se ha producido otro robo más. 

La situación está causando ya alarma en los ámbitos cercanos a la Iglesia desde donde se pide que aumente la vigilancia.


Hace pocos días, en la parroquia de San Bartolomé robaron dos anillos del Cristo de Medinaceli, imagen a la que le rompieron un cordón de oro, todo ello tras entrar por una ventana, después de romper la reja. También, forzaron los cepillos con dinero de dicha iglesia, en la que igualmente entraron en verano y se llevaron el dinero de los lampadarios. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada