Motivos para ser feliz

A los niños de ahora es difícil buscarle motivos para que sean felices. Cuando se tiene todo quedan menos cosas que descubrir. Eso es terrible. Nosotros en nuestra infancia íbamos descubriendo cosas por cuentagotas.  Y no era solo descubrirlas sino tenerlas porque antes para tener algo te pasabas muchas horas, días y hasta años  mirando lo que te enamoraba en los escaparates.

Era bonito porque ansiabas tener cosas. Yo recuerdo que me enamoré de un juego que era la isla del tesoro. Estaba en Galerías San Fernando. Un día aparecí por allí y ya no estaba. Lo mismo me pasó con el Scalectric y con otras cosas. Eras feliz viendo cosas y soñando con que un día las tendrías.

La vida era más sencilla que la de ahora. No nos llevaban a clases de inglés. Ni nos elegían las actividades extraescolares. Nadie se aburría si disponía de una tarde sin quehaceres. Hoy la mayoría de los niños no deciden ni un minuto de su vida. Le dicen donde tienen que ir y que tienen que hacer. ¡Qué cosas!

No nos enseñaron las cosas modernas de ahora pero nos enseñaban los valores y sobre todo a distinguir lo que estaba bien y lo que estaba mal. No había un banco que diera 300 paquetes de cromos cuando abres una cuenta. Los comprábamos, los cambiábamos y hacíamos gestos para que nuestros padres nos compraran el sobre. Hoy los nenes tienen hasta sobres de cromos sin abrir. Primero porque tienen muchos y segundo porque no tienen tiempo para abrirlos. Y tantas cosas. El problema no es de ellos, sino de los que le damos de todo como queriendo vivir otra infancia.

Lo bueno es que ahora tenemos muchos pequeños momentos de felicidad con lo material. Lo peor es que nos acostumbramos a repetir esos momentos que a nuestros chavales le hacen falta para vivir. Antes se era feliz con menos. Es por ello que se esperaban los grandes momentos. A veces la espera de algo bueno es incluso más bonita que el hecho en sí de tenerlo.


En el término medio está todo. Ni tan poco ni tanto. Los tiempos cambian y nosotros también. Ni mejor, ni peor. Todo es diferente. 

Página 2 del Semanario La Comarca del sábado 8 de octubre de 2016.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada