Lechón ibérico, una delicia para el paladar más exquisito

EMILIO GÓMEZ
CARDEÑA


Cardeña  se llenará con motivo del día central de la Feria del Lechón Ibérico, una cita gastronómica que se ha consolidado como un referente en el norte de la provincia.  El municipio ya no puede pasar sin esta feria. Una localidad de  1.600 habitantes que recibe estos días a unas 10.000 personas atraídas por la joya de su gastronomía, el lechón ibérico. Se ha liado un revuelo muy grande con este evento.
Nadie pensaba allá por el 2012 que sería tan exitosa la feria. Pues ahí está. En el calendario de los buenos paladares está la cita  de octubre en Cardeña. El lechón es un producto de excelencia que no puede degustarse igual en ningún otro lugar del mundo gracias a nuestra dehesa. El sabor es único. Lo esencial es que el lechón sea ibérico y  que haya comido bellotas. Luego hay que  saber elegir la parte del lechón. Todo está bueno pero las mejores porciones son las chuletas. Y luego darle ese toque  especial  de fritura. El plato tradicional de Cardeña es el lechón frito, junto a la carne de monte y la carne con tomate.

Que importante es que la gente diga eso de “me voy a Los Pedroches a comer lechón frito”. Nos tienen que identificar por nuestras joyas gastronómicas y esta es una de ellas. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada