Las posibilidades y el futuro de la dehesa a debate

SATURNINO MUÑOZ
HINOJOSA DEL DUQUE


Hay comarcas que no pueden entenderse y comprenderse sin su paisaje y las formas de vida asociadas al mismo. Ese hecho es especialmente significativo en el norte de la provincia de Córdoba, donde la dehesa ha definido al territorio y a sus habitantes durante siglos. Una especial simbiosis que afronta desde hace varias décadas importantes retos para su futuro. La lenta, pero progresiva, desaparición de las encinas y la escasa capacidad de regeneración ponen en entredicho la preservación del aprovechamiento humano de un ecosistema único en el mundo.

El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) de Hinojosa del Duque ha albergado esta semana un encuentro para analizar estos aspectos. La jornada, organizada con la colaboración de la Fundación Savia, permitió que se abordarán diversos aspectos gracias a la participación de investigadores, directivos de cooperativas, expertos en política comunitaria, representantes de distintas administraciones, así como ganaderos, agricultores y promotores de nuevas iniciativas económicas y productivas.

En el acto de apertura, el Presidente del IFAPA, Jerónimo Pérez, puso de relieve algunas de las potencialidades de la dehesa de cara al futuro, destacando la singularidad y la calidad de los productos que se obtienen de ella. Francisco Casero, Presidente de la Fundación Savia, hizo un llamamiento a la suma de voluntades para hacer frente a los graves riesgos que amenazan a los espacios adehesados de la Península Ibérica, poniendo de manifiesto las peculiaridades de las dehesas de los Pedroches, pero también alertando de los graves riesgos de la misma “dado el impacto que sobre sus encinas está provocando un fenómeno como la seca”.



El alcalde de Hinojosa, Matías González, en sus palabras de bienvenida a los asistentes destacó el compromiso de la administración andaluza en la conservación y el mantenimiento de un paisaje que representa una forma de vida. “No cabe duda que si hay un elemento que define a toda la comarca de los Pedroches, éste es la dehesa. Un espacio natural creado por el hombre que representa uno de los mayores exponentes de sostenibilidad y equilibrio entre lo natural y lo humano”.

Para González, se hace necesario un cambio en la política agraria comunitaria más adaptada a estos espacios únicos en Europa, “la tecnificación de todos los entes implicados en la gestión de estos espacios, el cooperativismo para poder producir y comercializar de forma eficiente las producciones de calidad que son propias de la dehesa como el cerdo ibérico, el cordero, la caza y la apuesta por el turismo y por aprovechamientos alternativos. Son las líneas de trabajo que debemos de iniciar sin más demora”, subrayó.

La jornada también sirvió para tributar un merecido homenaje y reconocimiento a Reyes Martín, director del centro IFAPA de Hinojosa del Duque, que abandona la dirección de esta entidad dentro de pocos días con motivo de su jubilación.


Los ponentes participantes en esta iniciativa acercaron a los asistentes nuevas perspectivas en facetas como la ganadería extensiva y la política agraria comunitaria. La proyección del documental “Vidas Suspendidas”, con la presencia directora y guionista Anna Elías, resaltó la influencia de la dehesa en su vertiente productiva, humana, cultural y social. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada