El subdelegado del Gobierno muestra su «condena absoluta», por los supuestos abusos

REDACCIÓN
POZOBLANCO


El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, ha mostrado su “condena tajante y absoluta” por el presunto caso de abuso sexual a una joven de 21 años el pasado mes de mayo en Pozoblanco, “si el caso es así como se dice”. Por este caso el juez acusa a cuatro de los cinco detenidos por una presunta violación en Pamplona.

Así lo ha manifestado Primo Jurado, en declaraciones a los periodistas, acompañado por el coronel jefe interino de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, Francisco Fuentes Delgado, al tiempo que ha indicado que es “un tema que se lleva desde un juzgado que no está en la provincia de Córdoba, sino que es un juzgado de Navarra”.

En cualquier caso, el subdelegado del Gobierno ha ofrecido “la colaboración absoluta con la administración de justicia”, de modo que “en el momento que se requiera para cualquier cosa, estamos a las órdenes de la administración de justicia”, ha subrayado.

Mientras, el coronel jefe interino de la Comandancia ha señalado que “es una investigación que procede de Navarra” y es “una posible derivación del caso sucedido en Pamplona, con una supuesta agresión sexual que se hubiera producido en una localidad de la provincia cordobesa”.

Al respecto, Fuentes Delgado ha comentado que “hay un procedimiento judicial abierto y en caso de que los hechos se hayan producido así, el juzgado de Navarra requerirá la intervención de los órganos competentes por razón de la territorialidad”.

Además, ha añadido que “una vez se tenga la notificación oficial de los indicios que pudiera haber o del procedimiento en qué estado está, se abrirán las diligencias oportunas para el caso concreto de Córdoba, desarrollar la investigación necesaria y llegar al final del asunto”. Preguntado por el hecho de si la imagen de la Benemérita se ve afectada al estar implicado un agente de la Guardia Civil en los hechos, el coronel ha expresado que “la imagen del cuerpo ya se vio afectada, puesto que ese Guardia Civil está procesado por el delito cometido en Pamplona, de hecho está en prisión”.

Asimismo, ha recordado que “desde el punto de vista institucional está suspendido de funciones desde aquel momento y desde el punto de vista administrativo la Guardia Civil ha dado los pasos para proceder a los expedientes disciplinarios correspondientes”, pero “eso es una parte del punto de vista administrativo de la Guardia Civil y por otro lado está el procedimiento judicial”, ha remarcado.

Los investigados presuntamente grabaron los abusos con un móvil y compartieron uno de los dos vídeos en un chat. El magistrado sostiene que “existen serios indicios de que podrían haberse utilizado sustancias específicamente destinadas para provocar la inconsciencia de la víctima”.


En el auto, el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona acuerda remitir la investigación a los Juzgados de Pozoblanco, partido judicial al que pertenece la localidad en la que se llevaron a cabo los hechos, por ser los competentes territorialmente para su instrucción. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada