El PSOE camina hacia la abstención

A Javier Fernández, el presidente de la gestora del PSOE y del Principado de Asturias, no le están ayudando mucho a remendar el partido algunos barones que participaron en la conjura contra Pedro Sánchez y que ahora proclaman públicamente que ellos están por el no en la investidura de Mariano Rajoy. No es fácil de entender. Porque además de una pelea por el poder del partido, que venía de lejos, lo que desencadenó la guerra total en el PSOE fue la posición de la mayoría de los críticos a favor de facilitar con la abstención de los diputados socialistas que Rajoy siga una temporada más en La Moncloa. De ahí todas las afirmaciones que hicieron durante meses de “no se puede gobernar con 85 diputados”, dirigidas a impedir que el caído líder socialista pactara un gobierno alternativo con Podemos, Ciudadanos o los nacionalistas, y las que ahora repiten de “lo peor son unas terceras elecciones”. Si no era posible el gobierno del cambio -en este momento sí que es impensable- y no querían volver a las urnas, solo había una salida: favorecer la reelección de Rajoy.

Mañana, la Ejecutiva Federal del PSOE tomará una decisión.

No hay comentarios :

Publicar un comentario