Nuevo libro de Manuel Moreno Valero

MIGUEL CARDADOR LÓPEZ
(Presidente-Editor)




El Cronista Oficial de Pozoblanco acaba de sacar un nuevo libro que lleva por título “Pasado textil de Pozoblanco”.

Esta publicación hace un recorrido desde el siglo XVI hasta mediados del siglo XX, dando a conocer los oficios relacionados con la actividad, el sistema de fabricación, el papel de los tratantes de la lana, la ubicación de los tintes, el aumento de la población en el núcleo urbano, etc.

Este libro viene a nutrirnos dándonos a conocer la importancia que tuvo esta actividad durante siglos, aportándonos mucho a los que demandamos información y conocimiento de nuestras raíces, ya que por desgracia Pozoblanco apenas conserva edificios de antaño que puedan servir a las distintas generaciones para saber de dónde venimos, pues, lamentablemente, la pala destructora acabó con casi cualquier vestigio de tiempos pasados.

Dentro de las 251 páginas, el autor desglosa perfectamente en 9 capítulos, de forma amena y didáctica, la naturaleza y características de esa actividad, acompañadas además de algunas fotografías que nos refuerzan la idea de lo que fue ese pasado artesano e industrial de una rama profesional que creó mucha mano de obra, y con ello puestos de trabajo, lo que provocó el hecho de que Pozoblanco creciese en habitantes a un ritmo mayor que los pueblos de su entorno.

Dentro del libro, para mí personalmente, hay dos figuras claves. La primera es la familia Gonzálbez, que procedía de la Comunidad Valenciana, concretamente de Alcoy, ciudad pionera en el textil. Estas personas aportaron un cambio de modernidad en los procesos de fabricación, dando un paso muy importante del trabajo artesanal al industrial. También hay que destacar la fábrica de Los Muñoces, propiedad de los hermanos Muñoz Cabrera, pues además de que en líneas generales fueron unos buenos empresarios, que pagaban bien a sus trabajadores, incluso dándoles beneficios, tuvieron posteriormente la feliz idea de crear su fundación. Hoy, gracias a eso, hay una residencia de mayores que está situada en la parte del terreno donde estuvo situada en su día la empresa; residencia que en su reconocimiento lleva el nombre de ellos.

Todo ello, parece, que a un sector de la población de la época le parecía insuficiente. Así, en tiempos de la Segunda República, donde los carnavales se aprovechaban sobre todo para de forma intencionada atacar con letras hirientes y a veces envenenadas a quienes los más “avispados” consideraban, una comparsa dedicó a dicha fábrica y a sus dueños la siguiente letra: “Una fábrica de hilados - del Valle de los Pedroches tiene por dueño al tirano- más grande que se conoce. Con su orgullo fiero – de porte feudal al obrero libre,- trata de humillar. Fábrica de Los Muñoces- tumba de la Juventud, tus paredes huelen sólo - a centro de esclavitud. Levantaos mocitas - y alzados con valor y hundir al tirano - que os roba el sudor. Los jóvenes socialistas - honrados se sentirán, si colaboraron con ellos - las mocitas del local. Ya sabéis mocitas - que aquí en vuestro centro vosotras tendréis - gran acogimiento”.


Este libro representa el número 26 del prolífico Manuel Moreno Valero. La mayoría de ellos están basados en el conocimiento y raíces de Pozoblanco y Los Pedroches. El mismo está patrocinado por el Ayuntamiento de Pozoblanco y por la empresa Industrias Pecuarias de Los Pedroches S.A. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada