Ángel Árevalo deja el Pozoblanco y el Villanueva lo firma

EMILIO GÓMEZ
POZOBLANCO


El pasado domingo, a la conclusión del partido del Pozoblanco, el meta Ángel Arévalo comunicó que se marchaba del club. Los motivos estaban claros y no eran otros que la falta de oportunidades en el inicio de liga. 



Angelín llevaba unas campañas muy buenas en el club y había realizado méritos para ser el primer portero del Pozoblanco. El fichaje de Díaz, hombre de confianza de Carrasco, le dejaba en unas  situación difícil que no esperaba. Para el meta irse del Pozoblanco “duele” aunque ha explicado que no le quedaba más remedio, “no puedo hacer otra cosa ya que llevo estos años dejándome la piel por jugar, haciendo buenas actuaciones cuando he salido y ahora después de hacer todo eso no se me reconoce y me condenan al banquillo”. Ángel indica que es “un sin sentido” afirmando que “si hubieran tenido confianza, hubieran apostado por mí como primer portero y fichado a un hombre joven o de la casa”.

Ángel habló con Carrasco quien le dejó las cosas claras “el técnico Rafa Carrasco me lo ha dejado claro que tenía difícil jugar pues me ha venido a decir que salvo sanción, lesión o que Díaz no esté en su nivel, él sería su portero titular y no yo”. Algo que contrastaba con lo que le decía Mario Rojas, “Mario nos lo dejaba claro diciendo que no sabía de portero titular, que eso se ganaba en los entrenamientos y en el campo de juego”. Ángel argumenta que su trabajo “no se había visto recompensado” y piensa que “hay gente que parte con ventaja” explicando “que cuando el entrenador trae a su gente, pone a los suyos”. El mejor recuerdo que se lleva son los compañeros, la afición, Mario Rojas al que le agradece el trato que tuvo con él y el primer año del proyecto de la base en el 2014.


Ángel Arévalo está prácticamente firmado por el Villanueva quien ha mostrado un gran interés por él. Para el Villanueva es un refuerzo muy importante en la Primera Andaluza. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada