Entrevista a Pepe Madrid, veterinario de la OCA agredido


“He vuelto a nacer pues creía que me mataban”


E.G. 
POZOBLANCO


El pasado miércoles Pepe Madrid, veterinario de la Oficina Comarcal Agraria (OCA) de Pozoblanco, resultaba agredido siendo trasladado al hospital comarcal donde le han diagnosticado rotura de tímpano izquierdo.  Al día siguiente, políticos, ganaderos y compañeros mostraron su apoyo, tanto por la mañana como por la tarde a las puertas de su lugar de trabajo. Madrid ha reconocido que creía que iba a morir si no hubiera sido por la ayuda de los ganaderos “Tengo claro que ahora mismo, si no es por ellos, estaría muerto o en la UCI en lo mejor de los casos”.  El veterinario de Añora, que está destinado en la OCA de Pozoblanco desde el 2008, indica que “ha vuelto a nacer” agradeciendo el gesto heroico que tuvo Celedonio Carrasco y otros ganaderos. Los presuntos agresores fueron detenidos el jueves y puestos en libertad en el día de ayer.



– ¿Cómo estás  Pepe?
– Mal. Llevo desde la agresión sin pegar ojo. Es todo tan surrealista que no concilio el sueño. He ido al médico y tengo un coágulo en el oído que no le deja ver el tímpano. Así que no estoy en mi mejor momento.

– ¿Qué sucedió el miércoles 24 de agosto?
– Pues algo muy desagradable y terrible. Se veía venir de hace tres años. Yo tengo escritos en Delegación avisando de que iba a ocurrir algo muy grave con esta gente que han intentado matarme. Ellos tienen un problema grave porque tienen una explotación de animales inmovilizada. Tienen más de cien vacas. Y al día de hoy le he levantado más de 20 actas por irregularidades. Yo simplemente hago mi trabajo para que se cumpla la legislación. Actualmente tienen 22 vacas en paradero desconocido. Hace un mes, mandaron 11 vacas de lidia a un matadero y las 11 vacas se han perdido. Vas a  la inspección de sus animales y te encuentras en los papeles que hay vacas de carne de 8 años  y en realidad son becerritas de 3 meses frisonas. No queda más remedio que levantar actas de todo esto.

– ¿Cómo se produjeron los hechos?
– Pues el miércoles recibí un encargo de la Delegación ya que el director estaba de vacaciones. Era comunicar una resolución de suspensión de código de la explotación a esta familia. La madre es la representante y hablé con la Guardia Civil para que la citara. Yo le leí la resolución  a esta señora delante de los agentes de la Guardia Civil quienes actuaron como testigos pues se negó a firmar. Es lo único que hice. Veinte  minutos después, se presentaron en la Oficina Comarca Agraria dos de los tres hijos. En este caso los dos  gemelos. Aparcaron en doble fila, subieron y sin  mediar palabra me pegaron. Me pillaron en la fotocopiadora agachado pegándome un puñetazo que me dejaron noqueado y mareado. Recibí un aluvión de puñetazos a la cabeza que me creía que me mataban. Solo escuchaba “te vamos a matar” a la vez que los puñetazos iban a la cabeza con una mirada de odio tremenda.  Yo sacaba codos y antebrazos para defenderme. Era una lluvia de puñetazos. Todos con intención. Me rompieron el tímpano. Tengo que agradecer la defensa de Celedonio Carrasco  en un primer momento y luego de todos los ganaderos. Celedonio cogió a uno de los gemelos. Con los dos no podía. Me llevaron a la escalera con intención de lanzarme. Me desplacé, como pude, al rellano y seguían golpeando. Vi el fin de mi vida cuando iba al foso de las escaleras. Me pegaron una patada en la espalda para tirarme escaleras abajo. En ese momento subieron dos ganaderos y un forestal que pudieron sujetarlos. Sin embargo, seguían dando patadas intentando hacerme rodar por las escaleras abajo. Parecían poseídos. Mirada perdida y vacía. Destilaban odio.
 Al final los ganaderos consiguieron echarlos de la OCA. Al salir reventaron la puerta de la oficina tirando los cristales abajo. Salieron disparados con el coche y hasta la madrugada estuvo la Guardia Civil buscándolos hasta que los encontró.

Le han roto el tímpano y debe permanecer un mes en reposo absoluto. 


– ¿Y ahora qué piensas de todo?
– Pues dejar claro que si ellos pretenden  amedrentarme no lo van a conseguir. Voy a  continuar con mi trabajo que para eso estudié e hice mis oposiciones. Espero que en frío piensen lo que han hecho pero lo dudo. Los conozco desde que eran pequeños y no me explico porque esa obsesión de amedrentar y amenazar a la gente. Pero esta vez no. Esto es una tentativa de homicidio a un funcionario público en el ejercicio de sus funciones y no les va a salir gratis. Yo he vuelto a nacer. A lo mejor, dentro de unos días no lo cuento, pero ya están denunciadas y esta vez van a rendir cuentas a la justicia.

– ¿Tienes miedo?
– Miedo no, lo siguiente. Como el primer puñetazo fue tan contundente, tardé unos segundos en darme cuenta que estos dos individuos no eran personas. Venían a matarme y punto. Rabia contenida es la que traían. A saber de qué me culparán. Cuando me vi cerca de la barandilla del tercer piso, creí que me despeñaban. Las noches las paso muy  mal y seguiré pasándolas mal. Pero no ya por miedo, sino porque no me explico tanta maldad. Yo a esta familia no le he hecho nada absolutamente. Nada que no se corresponda con mi trabajo. Además nunca hablo con ellos. Hago mi trabajo y punto.

– ¿Cuál es tu estado de salud?
– Me han roto el tímpano. Un mes de reposo absoluto. Nada de baños y deporte. Un mes sin hacer ejercicio me duele casi más que los golpes en la cabeza y el oído.



– ¿Cómo está tu familia?
– Mal. Muy nerviosos. Estaban en Córdoba. Vinieron y ha sido la primera noche que duermen en mi casa desde que me compré la casa en Añora. Le dije  a mi padre , que es noriego desde que nació, ‘no subes casi nunca a Añora y has tenido que subir cuando a tu hijo  han estado a punto de enterrarlo”.

– Los ganaderos, políticos y compañeros  te han apoyado.
– Se lo agradezco. En estos momentos mucho más. Puedo decir que gracias a los ganaderos estoy vivo. Si no hubiera sido por los ganaderos que me defendieron, no lo cuento. Tengo claro que ahora mismo, si no es por ellos, estaría muerto o en la UCI en lo mejor de los casos. He vuelto nacer.

– Van a poner seguridad en la Oficina.
– Un agente de seguridad no soluciona nada. Es la verdad. Nos conocen. Saben dónde vivimos y los sitios a dónde vamos. Eso no es la solución además en una oficina donde falta personal  para la Administración. Creo que se debería mandar una orden de alejamiento para esta familia que ha causado el problema.

– ¿Cuál es la solución?
– Difícil. Yo he estado hablando con Francisco Zurera. Le he dado las gracias por venir a Pozoblanco y darme ánimos. El problema  sigue estando ahí y son  los ciento y pico bovinos que tienen inmovilizados y que no le ha dado nadie una solución. Yo pienso que si por entregarle un papel han intentado matarme que será el día que le sacrifiquen un animal. Se puede liar una escabechina y hay que tener en cuenta que esta oficina no tiene más que una puerta. La solución no es un guardia de seguridad. Ya se veía venir con la agresión de Tino. Esto cada vez iba a más. Y lo peor, seguirá a más. Cada año  agravan los hechos. Son impunes. ¿Por qué no se ha hecho nada tras agredir a Tino? Desde el 23 de junio no se ha hecho nada. Estamos vendidos.

– ¿Ha sido tu peor experiencia?
– Con diferencia la peor experiencia. No suelo tener este tipo de problemas con nadie. No te niego que discuto con los ganaderos y ellos conmigo pero ese es el trabajo. Pero nada fuera de lo normal. Pero esto ha sido terrible. Estoy vivo gracias a Celedonio y a los ganaderos que subieron a sujetarlos. Todos han declarado. Como esto va para largo, leeré los hechos pero no creo que varíen con mi versión. Yo cuento lo que ocurrió. Y si no, que las diligencias de la Guardia Civil lo desmientan. 







Sebastiana Rísquez - Madre de Pepe Madrid

“Le doy las gracias a los ganaderos que han salvado la vida a mi hijo”

La madre de Pepe Madrid, Sebastiana Rísquez, agradece a los ganaderos de Pozoblanco que ayudaron a su hijo “le doy las gracias a los ganaderos que han salvado la vida a mi hijo”. Ella pide justicia “yo como madre  pido que esto no se vuelva a repetir porque no debe ocurrir una muerte para que se tomen cartas en el asunto y en serio”. Sebastiana dice sentirse muy preocupada “no puedo dormir y me entra de todo pensando en lo que le han hecho y lo que le puedan hacer”. 

4 comentarios :

  1. A veces es difícil confiar en la justicia por hechos como este , los ciudadanos no entendemos como pueden estar en la calle después de tal agresión , espero que tal atrocidad no quede impune pero más aún hay que exigir que si estos ganaderos tienen tantas diligencias abiertas por irregularidades le cierren su negocio , ya que el problema se trasladará a los consumidores que desconocemos tales irregularidades y no sabemos en que nos puede afectar , gracias señor Risquez por intentar hacer su trabajo como manda la ley y ánimo para continuar con su labor , eso si vaya usted preparado ya que la justicia de momento lo tiene desprotegido , espero que pronto le den solución y condenen a estos animales,por animales no digo a las vacas sino a sus dueños .

    ResponderEliminar
  2. A veces es difícil confiar en la justicia por hechos como este , los ciudadanos no entendemos como pueden estar en la calle después de tal agresión , espero que tal atrocidad no quede impune pero más aún hay que exigir que si estos ganaderos tienen tantas diligencias abiertas por irregularidades le cierren su negocio , ya que el problema se trasladará a los consumidores que desconocemos tales irregularidades y no sabemos en que nos puede afectar , gracias señor Risquez por intentar hacer su trabajo como manda la ley y ánimo para continuar con su labor , eso si vaya usted preparado ya que la justicia de momento lo tiene desprotegido , espero que pronto le den solución y condenen a estos animales,por animales no digo a las vacas sino a sus dueños .

    ResponderEliminar
  3. Animo Pepe los que te conocemos sabemos que haces tu trabajo como el primero..serio y responsable como corresponde a un funcionario que ha luchado por servir al administrado desde el cumplimiento de la legalidad...No es justo ni racional que se haya llegafo a esa situacion..por desgracia previsible por otra parte...espero que alguien,ademas de un futuro justo para ti, premie tu honradez y dedicacion profesionaly por fin se valore el trabajo que hacen los veterinarios en las Oficinas Comarcales Agrarias,por donde todo opositor,en mi opinion,deberia iniciar su carrera administrativa.Cuidate mucho

    ResponderEliminar
  4. Animo Pepe los que te conocemos sabemos que haces tu trabajo como el primero..serio y responsable como corresponde a un funcionario que ha luchado por servir al administrado desde el cumplimiento de la legalidad...No es justo ni racional que se haya llegafo a esa situacion..por desgracia previsible por otra parte...espero que alguien,ademas de un futuro justo para ti, premie tu honradez y dedicacion profesionaly por fin se valore el trabajo que hacen los veterinarios en las Oficinas Comarcales Agrarias,por donde todo opositor,en mi opinion,deberia iniciar su carrera administrativa.Cuidate mucho

    ResponderEliminar