El fútbol sigue llamando a mi puerta y yo se la abro


“El fútbol sigue llamando a mi puerta y yo se la abro”


EMILIO GÓMEZ
POZOBLANCO


Antonio Fernández Gómez ‘Johnny’ firma por el Recreativo Pozoblanco formando tándem con Arsenio en el senior y ayudando con las categorías de base.


El fútbol es una pasión que no se controla. No tiene edad. Y si no que se lo digan a Johnny. A sus años, ha firmado por el Recreativo Pozoblanco. Entrenará junto a Arsenio. También echará una mano en las categorías de base del Recreativo.  Es otro proyecto de fútbol “ y de vida” como dice él porque que sería vivir sin hacer lo que a uno le gusta. Esta semana se incorporó al trabajo. Llega con la alegría de un chaval y la madurez del que se ha recorrido una vida a base de balonazos. Eso sí con buenos toques.

La vida le ha llevado de  aquí para allá. Nació en Villaralto pero ha vivido en muchos sitios. Cuenta “un día me fui a Alemania, era un chaval y me dio por ahí. Estoy hablando de 1965 cuando tenía 21 años”. Soñó que un día volvería pero estuvo once años fuera de España. Luego estuvo en tierras valencianas donde paraba en el mismo bar donde Di Stefano. Hablaba con él y tenía la sensación que “las leyendas imparten clases magistrales en el campo y fuera de él”. Dice Johnny que el futbolista “lo es toda la vida y el entrenador sigue alineando jugadores aunque no tenga equipo”.

Antonio Fernández Gómez ‘Johnny’. 


Ha entrenado a casi todos los equipos de la comarca de Los Pedroches. Para él, cada sitio es diferente “el fútbol es el mismo para todos pero se vive de distinta manera en cada lugar”. Su pueblo es de los futboleros de siempre “aquí el fútbol se vive”. La gente en Villaralto lo asocia al fútbol. Si ve a un chaval jugando al balón en la calle, lo corrige y le dice como tiene que golpear la pelota.

Le asusta el rumbo que está tomando la sociedad actual “la gente de ahora es maravillosa pero no se deben olvidar los valores, los padres no pueden dar tanto a sus niños sobre todo cuando no lo necesitan”. Johnny dice que le da pena ver a jóvenes de 20 años  en su esplendor físico y mental sin trabajo, y sin saber qué hacer. Le gusta hablar con chavales incluso echar una copa con ellos “a mí me gusta mucho tomar una copa con la gente joven pues te quitas años de vida hablando con ellos y aprendes. En esta vida aprendes de todo el mundo”.

Recuerda que en su etapa en Alemania coincidió con gente de todos los países y los que más le impresionaron fueron los griegos “eran gente sana, amable y que agradaba charlar con ellos, llegué a hablar algo de griego”. Cuando le preguntábamos que si es de la vieja escuela de fútbol responde que “no hay vieja ni nueva, solo la concepción que cada uno tenga del fútbol”. Destaca que lo que no se puede perder es el respeto “en el campo hay que ser compañero, educado y comportarse siempre. Suelo decir que la camiseta tiene que estar metida en el pantalón hasta que pite el árbitro. Las formas son importantes”.


Antonio Fernández Gómez ‘Johnny’. 


De momento, está muy contento con su nueva aventura “feliz, soy feliz porque estoy viviendo ahora en Pozoblanco y ahora contento con el fútbol. Me he encontrado un grupo, el del Recreativo Pozoblanco, que trabaja bien en el equipo senior y  la base. En Pozoblanco se trabaja muy bien el fútbol”.

Antonio Fernández Gómez ‘Johnny’ dice que lo suyo con el fútbol es un romance que durará para siempre. Le ayudó a conocer a un montón de gente; “¡cuántos amigos te da el balón como jugador, entrenador o como vieja gloria donde jugamos todavía partidos y nos creemos que somos lo que fuimos!”. Uno en la vida tiene que aprender a engañarse como sea pues como dice Johnny “el fútbol es también engañar al contrario con un regate”. 

El fútbol sigue llamando a su puerta “y yo se la abro para que pase” concluye en el remate de esta entrevista. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada