Ovejitas

ANTONIO RUIZ SÁNCHEZ
(Periodista)


Ha llegado el verano y con él las noches de calor en las que, a veces, es difícil conciliar el sueño. Sudores mortales, las sábanas sobran y no hay manera de encontrar la posición correcta. Así no hay quien duerma.

Contar ovejitas es el típico consejo que te dan ante este problema, pero seamos serios, nunca funciona. Lo único que puede provocar pensar en corderitos es que le acabes teniendo manía a estos animalitos.

Rastreando por la red he encontrado consejos bastante más fiables y eficaces. Y muchos son de sentido común para dormir mejor. ¿Cómo se cuentan ovejitas en 2016?

Beber agua: evitar la deshidratación ayuda a mantener la temperatura y combatir la fatiga que produce el calor.

Ni café antes de dormir (obviamente), y tampoco alcohol. Las copas durante la cena activan el organismo e interrumpen el sueño.

Cenar temprano y ligero para facilitar la digestión o darse una ducha fría antes de dormir también ayuda.

Además dicen los expertos que dormir la siesta no influye en el sueño de por las noches siempre que no superen los 30 minutos de duración.

También he encontrado trucos bastante curiosos para dormir mejor, como hacer punto. Esta actividad mecánica relaja y hace olvidar las tensiones del día.

Y por supuesto está el clásico entre los clásicos: leer. Ya sea en papel o en libro electrónico con pantalla de tinta. Nunca pantallas retroiluminadas porque dificulta conciliar el sueño.


Por último: Métete en la cama. Cierra los ojos. Olvídate de todo. Céntrate en tu respiración. Inspira por la nariz con calma. Exhala el aire lentamente. ¿Te viene a la cabeza un pensamiento que te aleja de ese estado de relax? Vuelve a centrarte en tu modo de respirar para recuperar esa sensación de placidez... ¿Fácil? Prueba a ver que tal…Si no, siempre quedan ovejitas por contar. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada