El mérito de permanecer en el tiempo

MIGUEL CARDADOR LÓPEZ
(Presidente-Editor)


El próximo viernes 5 de agosto, se disputa la XXXV edición del Trofeo de fútbol de la Peña del Real Madrid de Pozoblanco.

Todo esto comenzó en el año 1980, y no como algunos creen que fue en el 81, lo que ocurre es que hubo un año en la década de los 90 que no se celebró por problemas con el césped del campo municipal.

En aquella primera edición la directiva que presidía Juan Dueñas, en pleno apogeo del fútbol en Los Pedroches, tuvo la visión de organizar un torneo cuadrangular, con el trofeo más grande y más bonito que se había visto hasta el momento. Los cuatro equipos participantes fueron locales: El C.D. Pozoblanco Juvenil, Covap, C. D. La Descarga y Hormigones Hnos. Abril.

Los finalistas serían los dos primeros, ganando el equipo lechero en la prórroga que tuvo que disputarse, tras el empate durante los 90 minutos. A pesar del intenso calor, unos 600 aficionados vivieron con pasión dicha final en directo, una mañana de domingo en el viejo y desaparecido campo Nuestra Señora de Luna.

Mi vinculación con este trofeo ha sido de forma directa, el primer año como entrenador del Club Deportivo Pozoblanco juvenil, y durante más de 15 años como periodista para la radio local.

Hay que resaltar la edición a primeros de los 90, cuando participó el Castilla C.F. de segunda división, encabezado por su entrenador, Mariano García Remón, conocido como “El gato de Odesa”, y por su principal figura de entonces, el delantero centro internacional Ismael Urzaiz. En aquella edición se batió el récord de asistencia con 2.000 personas en directo en el Municipal.

Este año el equipo pozoalbense tendrá un buen rival, el Mancha Real de 2ª B, dos categorías por encima de nuestro club, con lo cual será una buena prueba para calibrar la plantilla blanquilla.

Este trofeo es el decano de la provincia y uno de los más antiguos de nuestra comunidad. Lo difícil no es llegar sino mantenerse, como lo está haciendo con el trofero esta Peña merengue, desde su presidente fundador, Juan Dueñas, al actual Bartolomé Bravo, pasando por todos los que han presidido dicha Peña, directivos y personas colaboradoras, que han tenido y siguen teniendo el mérito de mantenerse a lo largo de los años. 


Por eso no me queda más que felicitarlos a todos ellos y terminar dedicándoles, como madridistas que son y se sienten, el mundialmente famoso ¡Hala Madrid! 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada