Más de 1.200 niños de todos los colegios recorren Pozoblanco con el pasacalles Remuévete

ANTONIO MANUEL CABALLERO
POZOBLANCO


El Ayuntamiento de Pozoblanco, desde las concejalías de Educación y de Eventos, organizó el pasado lunes 20 de junio el pasacalles Remuévete, en el que más de 1.200 niños y niñas de los cinco colegios de Pozoblanco recorrieron las calles del municipio lanzando mensajes, fomentando la vida saludable y el deporte, cantando y realizando coreografías.

También se hizo la entrega de premios a los centros escolares ganadores de las Jornadas Remuévete celebradas el pasado mes de mayo.

Vista aérea de los participantes en el bulevar de la avenida Villanueva de Córdoba. /SÁNCHEZ RUIZ


Los colegios estaban convocados en el pletín del Paseo Marcos Redondo a las 10.30 horas, donde realizaron dinámicas de grupo. Posteriormente comenzó el pasacalles, que pasó por el bulevar de la Avenida Villanueva de Córdoba, recorrió las calles Mayor, Real, Pío Baroja y terminó en el Ayuntamiento. Este Pasacalles era una actividad abierta a toda la ciudadanía y AMPAS que quisieran unirse. Los niños y niñas fueron repartiendo a la gente que se encontraban mensajes escritos cargados de frases y consejos saludables.

Se trata de la última acción dentro del programa Remuévete, creado para fomentar la vida saludable a través del deporte y la educación en valores. Este programa comenzó el pasado mes de mayo con las Jornadas Remuévete, en las que participaron más de 1.200 niños de todos los colegios de Pozoblanco y continuó con “Remuévete Training”, unas charlas itinerantes que han ido recorriendo los cinco centros escolares del municipio para enseñar a los niños valores como la superación, el compañerismo o el trabajo en equipo.

Con el pasacalles Remuévete se pone punto y final a este proyecto hasta el año que viene, ya que, tras la buena acogida entre alumnos, profesores y AMPAS de los centros escolares, se tiene previsto organizarlo de nuevo.







FOTOS: SÁNCHEZ RUIZ

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada