Entrevista a Eusebio Castilla, Policía Local y músico aficionado

“La música es algo maravilloso y sin ella no entendería mi existencia”


ANTONIO MANUEL CABALLERO
POZOBLANCO


Eusebio Castilla Fernández compatibiliza su profesión como Policía Local en Pozoblanco con una más que afición, pasión, que es la música, sin olvidar otra de sus pasiones que es su familia. Ya hace años publicó un trabajo discográfico en el que presentaba una serie de temas que él mismo compuso y ahora ha visto la luz un nuevo CD, que lleva por título “Canciones con alma” y en el que ha grabado una serie de versiones de temas muy conocidos y otros no tanto. Con él hemos hablado.

Eusebio Castilla versiona 25 canciones en el nuevo disco. /SÁNCHEZ RUIZ


– Eusebio, cuéntenos ¿cómo surgió en usted esa pasión por la música?
– La verdad es que siempre, desde muy pequeño he sentido pasión por la música, supongo que eso se lleva en los genes que te transmiten los padres, en mi familia hay varios miembros que tienen ese don para cantar, por ambas partes, varios primos míos cantan muy bien, mi primo Emilio y su hermano Juan y mi sobrina Mari Ángeles entre otros y decían que mi abuelo Miguel también cantaba muy bien.

– ¿Recuerda la primera vez que cantó en público?
– La primera vez que canté en público que yo recuerde fue con 5 años un sábado que fui con mis dos hermanos que son mayores que yo, a las actividades que se hacían por aquellos tiempos en el Colegio Salesiano, yo aún estaba en párvulos y estando en el teatro todos los alumnos, Don Antonio Jiménez, sacerdote que estuvo varios años en el colegio, me llamó y me sacó al escenario porque al parecer mi abuelo Miguel Castilla, que regentaba una taberna justamente en frente del colegio, le dijo a Don Antonio que cantaba, así que allí me vi, chiquitito subido al escenario delante de un montón de gente, sin haber ensayado ni nada a cantar la única canción que me sabía entera y que no era otra que la de “Almería” de Manolo Escobar que me había enseñado mi primo Emilio Fernández.

– ¿Cree que la gente de Pozoblanco ha valorado aquel movimiento de canta-autores del que usted formó parte?
– Es posible que las personas de mi generación aún lo recuerden, se hicieron bastantes muestras y por suerte estuve en todas, eran tiempos muy bonitos y reivindicativos de canciones que llevaban muchas veces mensaje, aunque yo siempre me decanté por la canción romántica de la que no me he salido y no creo que lo haga. Esas muestras de canta-atores arrastraban a mucha gente joven con ganas de ver como personas de su pueblo te podían hacer pasar una gran noche. Echo de menos aquellas muestras y aún guardo algunos carteles que tengo colgados en la pared de mi estudio.

– ¿La guitarra siempre le ha acompañado?
– Sin duda alguna, es como un apéndice mas de mi cuerpo, empecé con ella cuando tenía 7 u 8 años en la rondalla del Colegio Salesiano, y prácticamente, lo poquito que sé tocarla, ha sido de forma autodidacta, suficiente para componer unas 60 canciones, aunque si me hubiera gustado haberla dominado algo más.

Eusebio Castilla en el parque Aurelio Teno. /SÁNCHEZ RUIZ


– ¿Te gusta más cantar en la intimidad de casa o en lugares públicos y con muchas más personas?
– Me gusta más cantar en la intimidad de casa, el hecho de que haya gente escuchándome, para mí ya es una responsabilidad, pero también es bonito ver como la gente agradece que le cantes, sobre todos en las residencias de mayores que últimamente frecuento, como son la de El Salvador de Pedroche y la de Nuestro Padre Jesús en Pozoblanco. Ver la cara de satisfacción de nuestros mayores y como te lo agradecen, para mi es algo extraordinario.

– Ya hace bastantes años grabó un disco, ¿recuérdenos cuándo fue?
– El disco lo presenté el día 22 de Diciembre de 2001, si no me equivoco. Lo hice simplemente por satisfacción personal, 12 canciones de mi cosecha, aunque dos canciones eran letras de mis hermanos, Juan Bosco y Miguel. Vi la oportunidad, ya que parte del disco me la financió Transportes Ruiz, así como los ayuntamientos de Pozoblanco y Pedroche, el resto corrió de mi bolsillo. Lo hice sin ánimo de lucro y lo vendí a precio de costo. Tenía bastantes canciones compuestas y quería un poco darlas a conocer a mis paisanos y también porque hubo bastante gente que me animó a hacerlo.

– ¿Qué repercusión tuvo aquel disco y aquellas canciones?
– La verdad es que tuvo buena acogida, por aquel entonces creo que fue algo novedoso en nuestro pueblo, que un canta-autor romántico sacara un disco, porque antes ya lo habían sacado algún grupo como Los Trapera, Los Amigos del Pueblo, El Coro Romero Voces de la Sierra, etc, pero una persona sola meterse en este jaleo no es nada fácil y hay que echarle bastante valor. Ya después creo que casi todas las cofradías tienen su disco que queda para siempre en el recuerdo. La verdad que es una de las mejores experiencias de mi vida.

Eusebio Castilla en el parque Aurelio Teno. /SÁNCHEZ RUIZ


– Recientemente, hemos escuchado otras composiciones suyas como “Mi Luna y mi Amparo” o “Pozoblanco campeón”. Es decir que ha seguido también componiendo
– Sí, es cierto, yo siempre he sido una persona que ha sentido mucho su pueblo, mi patria chica como se suele decir. Tenía dada la palabra a varias personas, y aunque tardaron en salir, porque yo no soy un compositor prolifero y necesito ese momento de inspiración. Primero salió la canción de “ Pozoblanco campeón”, donde hago un repaso a gran parte de los jugadores que militaron en nuestro equipo sobre todo por los años 80, época gloriosa de nuestro Club Deportivo Pozoblanco. Me hubiera encantado meterlos a todos pero para una canción es imposible y sé de buena tinta que algunos ex-jugadores, se sintieron molestos y desde aquí les pido perdón, pero aunque no salgan nombrados en la canción, para mí, están todos dentro. La canción de “Mi Luna y mi Amparo” fue matar dos pájaros de un tiro, ya que quería dedicarle una canción a nuestra Patrona la Virgen de Luna y también me faltaba otra para mi madre, que ya lo intenté antes pero no me gustó como salió. Una canción cargada de ternura y que tuvo una gran acogida. Posteriormente compuse “Mi colegio Salesiano”, rememorando mi paso por el colegio y la última composición fue hacer el Himno a la Virgen de la Encarnación y Esperanza como miembro que soy de la asociación.

– También ha venido grabando versiones. ¿Qué tiene que tener una canción para que le atraiga tanto como para versionarla?
– Para mí es fundamental que tenga buena melodía, que sea una canción que al escucharla la primera vez, llame la atención. Y por supuesto que tenga una letra que te llegue dentro, que te remueva el corazón, que te haga pensar, que te haga olvidar por un momento los problemas cotidianos. Creo por desgracia, y lo digo a título muy particular, que la mayoría de los cantantes que están ahora en la élite, se olvidan bastante de la melodía, eso sí con letras muy buenas, pero a mí una canción que no me atraiga la melodía, ya la letra me pasa desapercibida.

– Hay quien dice que grandes canciones de la historia de la música tuvieron mejores versiones que la original, ¿comparte este pensamiento?
– No es lo normal, pero sí ha podido suceder que otra persona con otro timbre de voz y con la gran cantidad de medios de difusión que hay hoy en día la haya hecho más famosa que la original, pero no creo que haya muchos casos.

– Y ahora llega el CD, “Canciones con alma”. ¿Cómo surgió este proyecto?
– Pues surgió un poco por casualidad, en octubre del año pasado, mi primo Emilio Fernández, al que ya he nombrado y al cual nos une además de la sangre una gran afición por el cante, me instaló en mi estudio una mesa de mezclas, un amplificador y varios miles de canciones para poderlas cantar. Empezó siendo un hobby, y viendo que algunas canciones no me salían del todo mal, decidí grabar algunas en mi teléfono móvil, varias de las cuales sonaron en nuestra radio, y observando la buena acogida que tenían dichas canciones, me propuse comprar una grabadora, un poco a la aventura, porque yo no tenía ni idea del tema, pero creo que ha sido una de las mejores inversiones de mi vida, a juzgar por la calidad de la grabaciones que hace.

Eusebio Castilla en el parque Aurelio Teno. /SÁNCHEZ RUIZ


– ¿Le acompaña alguien en voz o música?
– La música ya está grabada, y en algunas canciones, los coros me los hace Consoli Campos Tirado, mi mujer, que además de ser la madre de mis hijos, he tenido la suerte de compartir con ella esta afición tan bonita como es cantar y que además me hace la segunda voz de forma magistral.

– ¿Cuántos temas incluye?

– Son 25 canciones, la mayoría bastante conocidas por los que ya tenemos algunos años. Quizás son demasiadas canciones pero había temas que no los quería dejar, y con todo algunas no las he metido, quizás esperando otra ocasión, quien sabe.

– ¿Qué criterio ha seguido para elegir esas canciones?
– Pues como el título dice, “Canciones con Alma”, canciones que te conmueven, canciones que hacen retroceder en el tiempo, que te hacen, tal vez, rememorar un amor, canciones en definitiva que no te dejan impasible y que gusta recordar porque creo que la mayoría de las que hay en el CD, marcaron una época y son muy conocidas para la gran mayoría.

– ¿Dónde se puede conseguir el disco?
– De momento solo he sacado 100 copias y los estoy regalando a aquellas personas que a lo largo de los años me han demostrado que les gusta mis canciones y mi forma de cantar. Decir, que el disco lo he hecho de forma casera en el estudio de mi casa, pero creo que los resultados en la calidad del sonido son muy buenos. En lo demás cada uno que de su opinión, lo que sí está claro es que le he puesto mucho cariño y todo el entusiasmo del mundo.

– ¿Cómo se ha sentido grabando todas esas canciones?
– De maravilla, porque son canciones que ya conocía de más joven y me ha encantado volver a darles vida y ahora con mi voz. Tan solo he tenido que aprenderme una canción que es la de “Margarita” de Ricard Cocciante y que gracias a mi prima María Jesús, que quería que me la aprendiera, ahora forma parte del repertorio.

– Si tuviera que dedicar “Canciones con alma” a alguien, ¿de quién se acordaría?
– Me vienen a la mente muchas personas, mis padres, muchos familiares, amigos, algunas personas fallecidas muy recientemente, pero sin duda alguna me quedo con mi abuelo Miguel, la mejor persona que he conocido nunca y que se volvía loco de contento cuando escuchaba mis canciones en la antigua emisosa “La Voz de los Pedroches”, el siempre creyó en mí.

– ¿Qué le comentan sus compañeros de trabajo y conocidos por su relación con la música?
– En mi trabajo de música se habla poco por no decir nada, y conocidos a los que les gusten mis canciones sí hay bastantes y por eso este disco va por ellos, también es reconfortante ver como personas que no conozco de nada me paren por la calle y me den la enhorabuena, te suben la autoestima y es un estímulo para continuar con este hobby tan bonito como es cantar.

– ¿Qué tiene la música que es capaz de hacer feliz a tanta gente?
– Como dice Juan Pardo en su canción magistral “Bravo por la música”, la buena música no deja impasible a nadie con una combinación de siete notas, unas te alegran, otras te conmueven, otras te hacen soñar, otras te hacen bailar, otras llorar. Para mí la música es algo maravilloso sin la cual no entendería mi existencia.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada