Campaña de prevención del cáncer de piel

RAFAEL RODRÍGUEZ MUÑOZ
(Área Sanitaria Norte de Córdoba)



Se acerca el buen tiempo y todos comenzamos a pensar en la playa, los baños y sobre todo hacer desaparecer ese color de piel lechoso y cambiarlo por el bronceado dorado tan codiciado, sin pensar en las consecuencias que este hecho puede traer para nuestra piel, especialmente en aquellas personas que por sus características nunca lo consiguen. Es necesario consultar al dermatólogo cuando se observen cambios en un lunar.

La regla del ABCDE nos puede ayudar a distinguir un lunar normal de uno cancerígeno:

A: Asimetría: que la mitad de un lunar no es igual que la otra mitad.

B: Bordes irregulares: bordes desiguales, irregulares, borrosos o dentados.

C: Color: los colores más peligrosos son los rojizos, blanquecinos y azulados sobre lesiones de color negro

D: Diámetro: cuando el lunar mide más de 6 milímetros o aumente de tamaño (mayor de 6mm).

E: Evolución: Varía de tamaño en 4 meses

En la actualidad se está llevando a cabo una campaña de prevención mediante la revisión GRATUITA de la piel por un servicio de dermatología. Usted puede solicitar esta revisión a través la página WEB www.aedv.es/euromelanoma o bien en el teléfono 915434535, en donde le facilitaran una relación de todas las consultas en donde se esta realizando esta campaña, en la cual esta incluido nuestro Hospital Valle de los Pedroches.

Si no lo necesita o bien no desea acudir le aconsejamos que siga estas sencillas recomendaciones cuando se exponga al sol (tanto por ocio como por trabajo).

• Evite la exposición al sol durante las horas centrales del día (entre las 12 y las 16 horas), cuando la luz ultravioleta es más intensa.

• Utilice barreras físicas para que el sol no llegue a la piel: sombrillas, sombreros de ala ancha para proteger también el cuello y las orejas, camisetas, etc. Por lo general las telas apretadas y los colores oscuros ofrecen mayor protección.

• Aplique sobre la piel fotoprotectores solares con filtros de protección UVA y UVB adecuados a su fototipo (tipo de piel).

• En todas las edades, use gafas de sol que absorban el 100% de las radiaciones ultravioleta.

• Beba abundante agua para evitar la deshidratación.

• Protéjase, también, en los días nublados, los rayos ultravioletas atraviesan las nubes.

• Evite otras fuentes de luz ultravioleta (lámparas bronceadoras) porque aumentan el riesgo de aparición de melanoma.

• Examínese periódicamente los lunares.



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada