Equo apuesta por la economía social y la innovación para salvar el sector lechero de nuestra comunidad autónoma

REDACCIÓN
LOS PEDROCHES


El partido verde considera necesarias medidas de potenciación de las pequeñas y medianas explotaciones frente a la abusiva fijación de precios de las grandes industrias.

Equo entiende que la liberalización del sector lácteo en Europa está suponiendo cierres de ganaderías y caída de precios que ponen en riesgo esta actividad económica, según han denunciado también organizaciones como COAG y UPA, que alegan que de nada van a servir las buenas perspectivas internacionales “si nuestros ganaderos se ven obligados a cerrar sus granjas como consecuencia de la deslocalización que sufrirá el sector en beneficio de determinadas zonas y países del Centro y Norte de Europa”.

Según la formación ecologista, los buenos augurios que se manifestaron en octubre de 2015 en el II Foro de Vacuno Lácteo han resultado ingenuos e inexactos. Allí se afirmó que “el cambio normativo hay que verlo como una oportunidad, ya que permitirá incrementar el tamaño de las explotaciones y minimizar el impacto de los gastos fijos”.

Portavoces de Equo Andalucía en la Cámara autonómica.


Pero la realidad está siendo muy diferente y de ahí que Equo proponga como alternativa avanzar en otras vías: creación de cooperativas de segundo y tercer grado con fuerza negociadora, I+D+i para no depender del comercio de la materia prima, y redirigir el sector lechero hacia productos de calidad basados en la ganadería ecológica.

La situación actual viene provocada por la eliminación de las cuotas que erosiona aún más el poder de negociación de los productores.

Y la situación de éstos es compleja ya que, en los 30 últimos años, muchos ganaderos se hipotecaron y pidieron préstamos a los bancos, no solo para redimensionar sus explotaciones, comprar vacas selectas y tecnificar instalaciones, sino también para adquirir cupo de cuotas.

El avance de este modelo de producción puede suponer, según COAG, “la progresiva eliminación de un tipo de explotación familiar, más ligada a la tierra en las zonas tradicionalmente productoras y el riesgo de abandono de los pastos en el medio rural.” Actualmente, los precios de la leche están alcanzando los valores mínimos históricos.

Según comenta Isabel Brito, coportavoz de EQUO Andalucía, “el problema es que se ha liberalizado el mercado en un sector fuertemente mediatizado por las grandes industrias lecheras. Y eso tiene como consecuencia que los precios los fija la gran industria.

Los ganaderos no tienen más remedio que vender a precios que muchas veces están por debajo de los costes de producción. Más vale recibir 28 céntimos por litro que no recibir ninguno porque te quedas con la leche sin vender. Y es un producto muy perecedero.

No puedes guardarlo hasta que suba el precio”

Como medidas para ayudar al sector, la diputada autonómica y coportavoz de Equo Andalucía, Carmen Molina, propone que “las pequeñas explotaciones se integren en cooperativas locales ya que sus costes superan muchas veces los precios de las enormes industrias del sector y eso les hace no ser competitivos. A su vez, las cooperativas locales deberían estructurarse en otras más potentes de segundo y tercer grado. Y también la administración tiene mucho que hacer. No se puede pedir a las industrias artesanales de transformación de productos lácteos (fabricación de yogur, mantequilla y queso) los mismos requisitos que se piden a las grandes industrias. Así no se puede competir”, ha declarado la diputada.

En paralelo, desde la formación verde proponen informar a los consumidores sobre las consecuencias de los actos de compra. Según Isabel Brito, coportavoz de Equo Andalucía, “los consumidores tenemos mucho que hacer ante esto. Basta pagar unos céntimos más por la leche que compramos para conseguir mantener cooperativas de ganaderos y pequeños productores y que se mantengan empleos en nuestra tierra”.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada