San Gregorio vuelve a su barrio

Era aquella época en la que recordamos a San Gregorio como la feria chica. Un buen día se la quisieron llevar arriba para el Recinto Ferial y perdió su encanto. Con el tiempo, la gente ya había pasado de subir arriba al Recinto donde desaparecieron las tascas y solo quedó para las atracciones infantiles.

La Feria chica de Pozoblanco vuelve a recuperar su sitio. Posiblemente no será como era antes donde el paseo Marcos Redondo estaba con varias tascas para terminar con las atracciones enfrente del Instituto.



La memoria es un lugar donde acudimos para ver y sentir como era la vida antes. Es como una vida antigua y pasada a la que volvemos. La Feria de San Gregorio era la versión mini de la de Septiembre. Un fin de semana grande que se vivía con pasión donde convivían adolescentes, padres y niños. El nuevo cambio dará más color y juntará a más gente por el barrio y alrededores.

Era todo tan frío. Los padres subiendo a los niños en el Recinto Ferial por un lado y otros en el barrio de San Gregorio. Una cosa muy extraña. Los motivos, cuando se lo llevaron, han sido que tenemos un Recinto Ferial y también los ruidos aunque hay que tener en cuenta que es solo un fin de semana largo.

San Gregorio volverá a principios de mayo. La novedad es volver al sitio donde estuvo siempre. Muchos creían que esto se iba a producir mucho antes. Me decía ayer un vecino “que el barrio vuelve a celebrar su fiesta como se hacía siempre”. Volver al siempre no fue tan sencillo. Han sido muchos años allí arriba cuando todos sabíamos que no tenía sentido.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada