Las primeras y últimas veces

Hay cosas que pasan por primera vez en la vida. Somos un cúmulo de primeras veces. Tu primer día de clase en el colegio, en el instituto. La primera vez que fuiste a una discoteca, a ver el Madrid, el Barça o el Atleti. Tu primer trabajo. La primera aventura en el amor. Tu primer hijo. La primera vez que viste el mar. El primer concierto de tu grupo de música preferido. Tu primer coche. Tus primeras vacaciones con tu pareja. La primera vez que te dan un beso y la primera vez que tú lo das.

Siempre cuando vas a probar la primera vez tienes unas experiencias nuevas que te hacen ir a ver que te encuentras y que descubres. Esas primeras veces son siempre claves en la vida porque son el espíritu de los grandes momentos o de los no tan buenos porque el hecho de una primera vez supone un cambio para el que a veces no estamos preparados.

Se ha perdido el efecto sorpresa de las primeras veces. Hemos llenado demasiado pronto las primeras veces y las cosas no nos sorprenden como antes. Antes esas veces eran eternas. Hay una prisa por hacerlo y probarlo todo rápido. Es por ello que se desean menos las cosas. El descubrir las cosas lleva su tiempo. Ahora es como si nos dieran todo de golpe y no supiéramos gozar de estos pequeños descubrimientos. Las primeras veces son las que te abren puertas, ventanas y horizontes. A todo. A vivir plenamente y conocer lo que desconocemos. A explorar lo que nos atrae. A aprender sin renunciar.

Pero la vida no solo puede contarse como un cuento de las primeras veces pues también está llena de últimas veces, el último día con chupete, tu último biberón, e l último examen del instituto, de la Facultad. Nunca sabes cuándo será el último día de tu vida (con eso vives). Tampoco sabes cuándo es el día en el que ya no estás enamorado de tu trabajo, de tu chica.

No deberíamos nunca pensar en términos de la última vez y seguir pensando en la primera vez manteniendo la ilusión del que se encuentra algo nuevo. Así es la vida, no perder la ilusión.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada