Entrevista a Manuel Cabrera, concejal de Urbanismo, Tráfico y Medio Ambiente

“Tener el pueblo más limpio y reducir el uso del coche nos ayudará en el crecimiento de nuestro pueblo”


EMILIO GÓMEZ
POZOBLANCO


El concejal de Urbanismo, Tráfico y Medio Ambiente, Manolo Cabrera, ha pedido esta semana que todos miremos más por la limpieza de nuestro pueblo. También apuesta por la reducción del uso del vehículo y la promoción de los desplazamientos peatonales. Cabrera ha indicado que la apuesta de Pozoblanco es crecer en materia urbanística aunque garantizando la fisonomía arquitectónica e identificativa de nuestro pueblo.

Manolo Cabrera es el concejal de Urbanismo, Tráfico y Medio Ambiente.


– ¿Cómo calificaría sus primeros días al frente de la Concejalía de Urbanismo y Medio Ambiente?
– Muy intensos y a la vez agradables, hay mucho por hacer y organizar. Es un reto muy importante para poder demostrar que las cosas se pueden hacer de otra manera, mirando por el crecimiento de Pozoblanco y rentabilizando todos los recursos. Nuestra idea es mejorar la imagen urbana pues creemos que es fundamental para seguir siendo un lugar de máxima referencia en nuestra comarca. Se están dando grandes pasos con obras, creación de parques y proyectos muy interesantes.

– ¿Cuál es el modelo de pueblo que busca en el Urbanismo?
– Pues un pueblo que conserve su patrimonio urbanístico. Mantener esas cosas que nos identifican, esos edificios, casas, calles y barrios que llevan tantos años en nuestro modelo de pueblo. El objetivo es el de garantizar la fisonomía arquitectónica e identificativa de nuestro pueblo, y la preservación de la arquitectura de los edificios más emblemáticos. Y a todo ello sumarle el crecimiento. Un pueblo tiene que tener una buena política urbanística por lo que estamos haciendo muchos esfuerzos en esta materia.

– ¿Qué políticas de movilidad urbana hay que integrar en el nuevo desarrollo de Pozoblanco?
– Entre las máximas prioridades de mi concejalía, está la consecución de un modelo de movilidad que apueste decididamente por la reducción del uso del vehículo y la promoción de los desplazamientos peatonales. Tenemos la suerte de que al vivir en un pueblo todo está muy cerca. También la generación de nuevos espacios seguros, que permitan a personas mayores o con movilidad reducida, y niños y niñas hacer uso del espacio público y desplazarse de manera autónoma. Queremos tener un Pozoblanco más accesible.

– ¿Falta concienciación para mantener Pozoblanco más limpio?
– Muchísima, pues hacen faltan hábitos de limpieza. Falta concienciación ciudadana y también entre niños y jóvenes, pues observamos una falta de civismo tremenda. La gente dice que el pueblo está sucio y no es por dejadez municipal sino por actitudes malas de algunos ciudadanos. De nada sirve que limpiemos y limpiemos si hay parte de la población que no se implica. Se siguen tirando basura en cualquier lugar, haciendo pintadas indiscriminadas y algunos ciudadanos dejan actuar a sus perros sin ser consecuentes de sus desechos. Recordemos nuestra niñez cuando íbamos a la escuela y veíamos a las vecinas barriendo sus puertas, quitando el polvo y haciendo la limpieza general del sábado. ¡Anda que ibas a tirar un papel o algo al suelo!

– ¿Es cierto que se están planteando poner cámaras de vigilancia para controlar las malas prácticas de algunos ciudadanos en el mantenimiento del pueblo?
– Está en estudio pues cada vez más las están montando en ayuntamientos y la verdad es que dan buenos resultados. Es una cuestión que hay que plantearla y consultarla entre los ciudadanos.

– ¿Es posible que crezca Pozoblanco o es época de mantenerse?
– Pozoblanco tiene muchas posibilidades de crecer, aquí hay una magnifica calidad de vida pues es un pueblo con muchos servicios y equipamientos. El reto nuestro es crecer.

– ¿Qué hace cuando ve a alguien arrojando basura fuera de un contenedor, comiendo pipas y arrojándolas al suelo o dejar en la calle las heces del perro sin recoger?
– La verdad que me molesta muchísimo, ya me gustaría verlos haciendo lo mismo en Alemania seguro que no volverían a hacerlo, allí son los mismos vecinos quien le llaman la atención. Quizás lo que nos falta es que todos mostremos la disconformidad con esas malas prácticas cuando las veamos.

– ¿Por qué cogemos el coche para todo?
– Yo digo que es una mala costumbre, no miramos por el dinero que nos podíamos ahorrar si cogiéramos menos el coche y camináramos más, además lo agradecería nuestro medio ambiente y nuestro cuerpo. En muchas ocasiones tardamos incluso más desplazándonos en coche.

– ¿Por qué es usted del Sevilla F.C.?
– Sinceramente por mi hijo pequeño. Un día de buenas a primeras me dijo que era del Servilla y yo también me aficioné. Luego he tenido la suerte de conocer una serie de aficionados sevillistas que son unos fenómenos y ya sevillista hasta la muerte como dice su himno.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada